Es bien sabido que Lady Diana y Prince Charles nunca tuvieron una buena relación. A pesar de que estuvieron casados por 15 años y tuvieron dos hijos, Diana y Charles jamás lograron llevarse bien. Es entendible, pues su matrimonio no nació del amor, fue una situación arreglada y cuando se comprometieron Diana solo tenía 19 años.

El fotógrafo de la familia real, Ken Lennox, dijo que el declive de la pareja comenzó justo al principio, apenas un par de años después de su boda, cuando en 1983 viajaron a Australia por uno de los compromisos de la corona. Ahí, en medio de la multitud que se reunió en torno a la Ópera de Sidney, Diana rompió en llanto y fue ignorada por Charles, contó Ken en el documental para ITV, Inside the Crown: Secrets of the Royals. El momento que quedó inmortalizado en una fotografía fue publicado en los medios de comunicación argumentando que Diana tuvo un mal momento debido al “jet lag y al calor”. 

La historia detrás de la fotografía de Lady Di llorando en Sidney

“No creo que Charles se haya dado cuenta. Si lo hubiera notado, era típico de él mirar hacia otro lado. Esa fue la primera señal de que algo estaba mal y luego comenzamos a ver que sucedían otras cosas. No pude regalar una foto de la familia real antes de que Diana apareciera. Cuando llegó Diana, todo eso explotó”, dijo el fotógrafo que presenció este momento y aclaró que Diana de Gales lloró por dos minutos.

A partir de ese día, el mecanismo de defensa de Diana cambió. El exsecretario de prensa de la madre de Prince William y Prince Harry, Patrick Jephson, se dio cuenta de que “se reía mucho”, pero no porque se estuviese divirtiendo sino para enfadar a su marido: “Diana disfrutó eclipsar a su esposo y si se reía y sonreía más, no era que se estuviera divirtiendo más, sino que sabía que le ponía los nervios de punta”. Patrick también aseguró en el mismo documental que ante las cámaras se veían perfectos y coordinados, pero cuando estaban a solas la situación era completamente distinta: “No se hablaban, casi no se veían y tenían muy poca paciencia el uno con el otro”.

Embed from Getty Images

Además, la historiadora Sarah Gristwood señaló que “en cierto modo, el matrimonio de Charles y Diana fue el último matrimonio real jugado según las viejas y tradicionales reglas de la monarquía, que consistían en encontrar una novia adecuada: una joven virgen aristocrática”. Por lo mismo, “Diana siempre les dijo a William y Harry que se casaran por amor. Realmente creo que William y Harry han aprendido muchas lecciones viendo el matrimonio de sus padres”, concluyó Gristwood. Y vaya que sí. A diferencia de lo que hizo Prince Charles, Prince Harry está haciendo hasta lo que parecía imposible por mantener a su familia unida.

*IMÁGENES: Getty Images
thoughts?