Como todos, Lady Diana tenía un platillo que amaba comer por encima de todos los demás. En el caso de la princesa de Gales, se trataba del Borscht, una sopa de verduras de origen ucraniano cuya base principal es el betabel. Así se dio a conocer gracias a una carta que se envió desde el Palacio de Buckingham y que fue apenas descubierta.

La comida favorita de Lady Diana

Pero la versión exacta de esta sopa que a ella le gustaba cocinar llevaba betabel, yogurt, cebolla, caldo de pollo, leche, crema agria, sal y pimienta. Así se lee en la carta enviada a Angeline Hopley, una mujer británica que recibió recetas de varias celebridades para unirlas en un libro, como Grace de Mónaco y la esposa de Marais Steyn, embajador de Sudáfrica en el Reino Unido.

La carta, enviada el 7 de abril de 1981, se unió a la que también envió la ex-Primer Ministra británica Margaret Thatcher para compartir la receta de su platillo favorito: Pastel de nuez y naranja. La reina Elizabeth II, por su parte, solo envió una misiva para disculparse por no participar con una receta para The Cook’s book. Sellada desde Clarence House, decía que no es posible que su comida favorita se publique debido a las reglas oficiales.

El libro fue curado por Angeline Hopley y el dinero recaudado de sus ventas fue destinado a la fundación Avril Elizabeth, que da asilo y atención domiciliaria a personas con discapacidad mental en Johannesburgo, Sudáfrica. El libro fue todo un éxito en la década de los 80, aunque solo se vendió de manera local. 

“Me gusta cómo el plato de la princesa Diana es humilde. Es de esperar que la familia real coma comidas elegantes, pero esto es muy básico. La familia real siempre es muy bien recibida en Sudáfrica y estoy seguro de que todo salió bien”, dijo recientemente Michael Stanley, hijo de la señora Hopley, a quien su madre le envió las cartas para que salieran a la luz por primera vez. Y sí, Diana de Gales siempre se caracterizó por su sencillez y buen gusto. 

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?