La fragancia de YSL “Libre”, se ha vuelto ya una fragancia icónica, una oda a la libertad, ideal para aquellas personas que les gusta sentirse libres. Esta versión se convierte en una reinvención del perfume floral que combina la esencia de lavanda de Francia con la sensualidad del azahar de Marruecos, formando una fusión floral única, complementada con una nota atrevida de amizcle, dentro de un frasco único y representativo de la firma.

Para celebrar su perfume, la maison encendió México con imágenes reflejadas con la icónica línea de fragancias “LIBRE” iluminando tres de las obras arquitectónicas más representativas de la Ciudad de México: La Torre Latinoamericana, el Monumento a la Revolución y, por primera vez en la historia, el Museo Soumaya. Un evento único en el mundo de la belleza.

El conjunto de estos tres espacios enaltece la evolución de la belleza de la Ciudad de México, tal y como, a su vez, a lo largo de su historia, YSL Beauty ha impulsado la evolución de la belleza al redefinir su significado. Con este gran momento, YSL Beauty continúa innovando dentro de la industria de la belleza, con acciones disruptivas y atrevidas que transmiten la verdadera esencia de la marca.

No es casualidad que la imagen detrás de la campaña sea Dua Lipa, una de las artistas musicales más populares del mundo, que representa a la perfección el ADN de la fragancia. Una mujer libre y única como todos la conocemos. 

*IMAGEN: cortesía 

 

 

 

thoughts?