Leer las etiquetas de los productos puede resultar muy confuso, pues hay muchos términos, número y símbolos con que lidiar, pero no temas a las palabras desconocidas. No necesitas ser dermatólogo para poder entenderlas. Solo necesitas leer con atención y seguir estos consejos para que inviertas tu dinero inteligentemente y, más importante aún, compres productos aptos para tu piel, toma nota:

El orden sí importa

Los ingredientes se enumeran de mayor a menor concentración. Aunque el orden no tiene nada que ver con la importancia de un ingrediente, algunos son muy efectivos con un porcentaje mínimo de concentración.

No temas a las palabras difíciles de pronunciar

Cuando de productos de skin care se trata debes convertirte en un detective si es necesario. No te guíes únicamente por el consejo de alguien, acuérdate que lo que para una persona puede ser maravilloso para otra puede resultar fatal. Si encuentras en la etiqueta algún ingrediente que no conozcas no dudes en googlearlo y saber por lo menos lo básico sobre él.

Identifica los alérgenos

Los alérgenos son sustancias que pueden causar una reacción de hipersensibilidad. Por esta razón, debemos de saber identificarlos, en especial las personas con piel sensible. Los alérgenos normalmente se encuentran al final de la lista de los ingredientes y están marcados con un asterisco.

Cruelty Free

Puedes saber que un producto es libre de crueldad animal si tiene en su etiqueta un pequeño conejo. Además de no apoyar la experimentación en animales, estos productos suelen ser mucho más gentiles con la piel.

Caducidad

Por lo general, la fecha de caducidad de un producto viene marcado en el envase y no en la etiqueta. Antes de comprar un producto siempre debes de checar la fecha de caducidad. También hay algunos que indican en la etiqueta el tiempo de vida del producto después de abrirlo. Este se puede identificar por el símbolo de un envase abierto.

 

thoughts?