No le está yendo nada bien a Ye, -antes Kanye West– pues ya no es considerado uno de los hombres más ricos del planeta, después que Adidas terminara este martes relaciones de negocios con el rapero, tras sus recientes comentarios racistas y antisemitas.

La lista Forbes lo incluyó por primera vez en 2020 por una fortuna valuada en mil millones de dólares, según los números de la revista. Para la lista de este año la valoración fue de $2 mil millones de dólares. Sin embargo, tras la decisión de Adidas, Ye ya no es multimillonario.

Según Forbes, su contrato con Adidas representaba $ 1.5 mil millones de su patrimonio neto. Y según el banco de inversión Cowen, la marca alemana obtiene entre un 4% y un 8% de las ventas de los productos Yeezy. Seguro la decisión no fue nada fácil.

Después de que Adidas terminara relaciones con Ye el pasado martes, el rapero salió automáticamente de la lista Forbes. La marca dijo en un comunicado que la decisión se debía a sus recientes comentarios racistas y antisemitas en redes sociales.

Adidas dijo el 6 de octubre que su asociación con Ye estaba “bajo revisión”. El 25 de octubre finalmente anunció la decisión en un comunicado.

Adidas no tolera el antisemitismo y cualquier otro tipo de discurso de odio. Los comentarios y acciones recientes de Ye han sido inaceptables, odiosos y peligrosos, y violan los valores de diversidad e inclusión, respeto mutuo y equidad de la compañía”, declaró la empresa.

“Después de una revisión exhaustiva, la compañía tomó la decisión de rescindir la asociación con Ye de inmediato, finalizar la producción de productos de la marca Yeezy y detener todos los pagos a Ye y sus empresas. Adidas detendrá el negocio de Adidas Yeezy con efecto inmediato”, agregó.

De hecho, hace apenas uno días, Ye retó a Adidas, diciendo que no podía dejarlo.

“Puedo decir cosas antisemitas, y Adidas no puede dejarme”, dijo el rapero, que ahora se conoce legalmente con el nombre de “Ye”, en el podcast de Drink Champs a principios de octubre. Ye, que empezó a trabajar con Adidas en el 2013, pensó que la jugosa tajada que se llevaba la marca impediría que terminaran su contrato.

Pero sin ese contrato, Ye ya no es multimillonario. Ahora su fortuna está valuada en 400 millones de dólares y Forbes estima que proviene de bienes raíces, efectivo, de su música y una participación del 5% en Skims, la marca de ropa interior de su exesposa Kim Kardashian.

Incluso Ye fue considerado el hombre afroamericano más rico en la historia de los Estados Unidos, según la revista People.

La decisión de Adidas es parte de la avalancha de cancelaciones contra Ye; Gap terminó su asociación con Yeezy en septiembre, Balenciaga canceló su relación el 21 de octubre, la agencia de talentos CAA, donde firmó, lo dejó y la productora MRC dijo que no transmitiría un documental completo sobre su vida.

thoughts?