Después de unos días complicados en Estados Unidos, finalmente los resultados electorales arrojaron los nombres de los que van a ocupar durante los próximos cuatro años el famoso Despacho Oval de la Casa Blanca. El mundo ha estado pendiente cada día, desde el pasado martes, de ese resultado y ahora la dupla demócrata Biden-Harris será quien traiga el cambio a una de las grandes potencias mundiales. 

Si la llegada de Joe Biden parece estar llena de retos, la de su Vicepresidenta Kamala Harris no se queda atrás. Ella ha hecho historia y se ha convertido en la primera Vicepresidenta mujer, pero además mujer y de color, una de las grandes minorías del país con la democracia más antigua del mundo. Un hecho histórico que cambia la escena política en estos 200 años de historia política en el país. Pero a sus 56 años, Kamala Harris no es la primera vez que consigue hacer historia, su carrera está marcada por algunos hitos que hacen de ella, posiblemente, la candidata en cuatro años para convertirse en la próxima Presidenta de Estados Unidos en 2024.

La primera fiscal

Ella fue la primera mujer fiscal de distrito en la ciudad de San Francisco, para después convertirse en la primer mujer fiscal general de California  (el estado que la vio nacer) y también la primera mujer indoamericana (la segunda afroamericana) en ser parte del Senado del país. Tres grandes hitos que han marcado su camino hacia la Vicepresidencia.

Es brillante, dedicada y perseverante, y a la persona que quieren tener aplicando la ley, ya que se asegura de que todo el mundo es tratado por igual (dijo Barack Obama)

Su carrera tiene mucho que ver con la lucha de los tan ansiados Derechos Civiles en Estados Unidos, sobre todo para las que todavía son consideradas minorías. Una lucha que lleva en la sangre, ya que desde pequeña acompañaba a sus padres a las marchas por los derechos civiles en los años 60 y 70. Estas son algunas de las luchas que ha abanderado:

La historia detrás de su traje blanco

La lucha y el empoderamiento de las mujeres está muy presente, e imaginamos que estará muy presente en los próximos años de mandato, como dejó claro en uno de los discursos más inspiradores. Un mensaje dedicado a las nilas y mujeres de Estados Unidos, mujeres de color, mujeres solas, mujeres, latinas, mujeres que sueñan con seguir creciendo y haciendo un mundo mejor. Mujeres, también, más allá de las calles estadounidenses. Palabras que llegan como un soplo de aire nuevo en este 2020 tan complicado a nivel social y personal.

Puede que sea la primera mujer en el cargo, pero no seré la última

 

 

Tanto es de vital importancia para ella la figura de la mujer que por eso eligió un traje sastre blanco firmado por Carolina Herrera, color en honor a las sufragistas de principios de siglo XX en Estados Unidos que luchaban por el voto femenino. Un color que como te contábamos hace unos días, ya eligió Hillary Clinton hace cuatro años y que este año se convirtió en rosa gracias al movimiento de muchas mujeres de Hollywood.

Veremos qué ocurre, pero mientras tanto Kamala es, estos días, la mujer con la que muchas hemos soñado llegar a ser, cada una desde nuestro pequeño mini mundo.

*Imágenes: Getty Images

thoughts?