Christina Ricci, de 42 años, reveló el duro momento que vivió durante su divorcio, pues además de los malos ratos que una separación implica, tuvo que desprenderse de su colección de bolsos Chanel para poder pagar los honorarios de los abogados que la apoyaron durante el divorcio.

Fue durante una entrevista con The Sunday Times, que la actriz habló sobre su divorcio de James Heerdegen, ocurrido en 2020, tras 7 años de matrimonio: “Hay ciertas cosas que he coleccionado, ciertas bolsas. Tuve una gran colección de bolsos de Chanel durante un tiempo, pero vendí muchas cosas”, dijo.

Cuando se le preguntó qué provocó la limpieza de su armario, explicó: “Bueno, ciertos traumas en la vida van de la mano con traumas financieros, situaciones judiciales prolongadas, situaciones de custodia, órdenes de restricción”.

“Habiendo dicho eso, estoy absolutamente bien, no hay problema. Pero aprendí a usar estas piezas de inversión de diferentes maneras. También tenía una colección de joyería fina de Chanel a la que le di buen uso”, añadió.

 Christina Ricci vendió su colección de bolsos Chanel para pagar su divorcio de James Heerdegen

Christina y James presentaron órdenes de restricción entre sí, con la de ella otorgada y la de él denegada, en medio de su separación en la que hubo acusaciones de abuso doméstico. 

Comparten un hijo de 8 años, Frederick “Freddie” Heerdegen, y llegaron a un acuerdo de custodia en abril de 2021. Se casaron en 2013.

En agosto de 2021, la actriz reveló que estaba embarazada de su segundo hijo, una hija llamada Cleo y, dos meses después, se casó con el padre del bebé, Mark Hampton.

“Creo que es importante decir que no me siento como una víctima de ninguna manera. No siento pena por mí misma. Todo el mundo tiene sus problemas personales y este ha sido el mío, y se ha tratado de encontrar mi propio valor, posición, fuerza y ​​poder”, dijo Christina a The Sunday Times.

thoughts?