Los príncipes de Inglaterra, que aparentemente han estado en disputa desde hace algunos meses, se han reencontrado en su país, en el lugar donde siempre vivieron juntos, para develar la estatua de su madre, Lady Diana.

La escultura, que se planeó en 2017 para inaugurarse en el vigésimo aniversario de la muerte de su madre, se reveló el 1 de julio, justo en el día en que la duquesa de Gales habría cumplido 60 años y, que de manera inesperada, reunió a sus dos hijos para rendirle homenaje.

Los príncipes William y Harry se presentaron en un frente unido, entrando juntos al jardín donde está la nueva escultura, justo antes de dirigirse a saludar a sus tías y tíos, los hermanos de su madre, Lady Sarah McCorquodale, Lady Jane Fellowes y Earl Spencer. También saludaron al escultor de la estatua, Ian Rank-Broadley, al diseñador de jardines Pip Morrison y a miembros del comité organizador de la estatua.

Para develarla, William y Harry caminaron hacia la estatua envuelta en una manta verde y luego se la quitaron para revelar la estatua de su madre fundida en bronce. 

Lo cierto es que faltó algo más de emotividad, pues ni el duque de Sussex, ni el de Cambridge, pronunciaron un discurso durante la ceremonia. Pero sí se pronunciaron en una declaración conjunta emitida a través del Palacio de Kensington: “Hoy, en lo que habría sido el 60 cumpleaños de nuestra madre, recordamos su amor, fuerza y ​​carácter, cualidades que hicieron ella es una fuerza para el bien en todo el mundo, que mejora innumerables vidas.

“Todos los días, deseamos que todavía estuviera con nosotros, y nuestra esperanza es que esta estatua sea vista para siempre como un símbolo de su vida y su legado”, continuaron antes de agradecer al equipo y a los donantes involucrados en el tan esperado proyecto.

El compromiso tan esperado fue la primera vez que los hermanos han sido vistos juntos públicamente desde el funeral del duque de Edimburgo en abril. William y Harry vivieron en el Palacio de Kensington con su madre antes de que ella muriera en un accidente automovilístico en 1997.

Algo importante que hay que mencionar, es que a pesar del distanciamiento del que se ha hablado en esta relación fraternal, los hermanos se mostraron unidos por la misma causa.

A su vez, el Palacio de Kensington expresó que, “La figura de Diana, princesa de Gales, está rodeada de tres niños que representan la universalidad y el impacto generacional del trabajo de la princesa. El retrato y el estilo de vestir se basaron en el período final de su vida, ya que ganó confianza en su papel de embajadora de causas humanitarias y su objetivo es transmitir su carácter y compasión”.

La realidad es que visualmente es una estatua muy bella. ¿Coincides? 

thoughts?