La Top Model de los años 90, Linda Evangelista, desapareció un tiempo del ojo público y se encerró en sus penas. Ahora, que ha decidido hablar, ha contado lo impensable para una modelo de fama internacional como ella lo es.

Sin embargo, todos estamos expuestos a situaciones así. Evangelista contó que luego de practicarse un procedimiento estético, quedó “deforme” del cuerpo que ella tanto trabajó por mantener en las mejores condiciones, hasta quedar “irreconocible” frente al espejo. Este cambio brutal le causó depresión a tal grado que decidió esconderse del mundo.

El procedimiento médico estético al que se sometió es congelación de grasa o lipoescultura, y supuestamente quedó “brutalmente desfigurada”, por lo que ha decidido demandar a los médicos que le causaron el daño físico y mental.

En una publicación de Instagram dijo que la demanda es “un gran paso para corregir un error que he sufrido y me he guardado para mí durante más de cinco años”.

“Para mis seguidores que se han preguntado por qué no he estado trabajando mientras las carreras de mis compañeras han prosperado, la razón es que fui brutalmente desfigurada por el procedimiento CoolSculpting de Zeltiq que hizo lo contrario de lo que prometió”, añadió.

Linda Evangelista, de 56 años, dijo que después del procedimiento quirúrgico desarrolló hiperplasia adiposa paradójica (HAP), un efecto secundario en el que los pacientes desarrollan masas de tejido firme en las áreas de tratamiento. En otras palabras, le salieron “bolas” en las partes de su cuerpo tratadas.

La modelo aseguró que el procedimiento cosmético la dejó “permanentemente deformada incluso después de someterse a dos cirugías correctivas dolorosas y fallidas”. Dijo que no fue informada del riesgo en su momento.

“La HAP no solo ha destruido mi forma de ganarme la vida, también me ha enviado a un ciclo de profunda depresión, profunda tristeza y las más bajas profundidades de autodesprecio. En el proceso, me he convertido en una reclusa”, continuó.

Por lo tanto, Evangelista presentó una demanda contra Zeltiq Aesthetics Inc., en un Tribunal de Nueva York, con la que busca una indemnización compensatoria por $50 millones de dólares por su angustia y pérdida de trabajo, ascensos y apariciones públicas.

La demanda especifica que la modelo recibió siete tratamientos desde agosto de 2015 hasta febrero de 2016 para descomponer las células grasas en su abdomen, espalda, área del busto, muslos internos y barbilla, pero que en pocos meses desarrolló “masas duras, abultadas y dolorosas debajo de la piel en esas áreas”, diagnosticándole como resultado HAP en junio de 2016.

“Evangelista disfrutó de una carrera de modelo tremendamente exitosa y lucrativa desde 1984 hasta 2016, hasta que quedó permanentemente lesionada y desfigurada por CoolSculpting System de Zeltiq (…) Se le prometió una apariencia más contorneada; en cambio, las células grasas objetivo en realidad aumentaron en número y tamaño y formaron masas duras y abultadas debajo de su piel”, dice la demanda.

Linda Evangelista fue conocida como una de las cinco supermodelos más importantes de la década de 1990, junto a Kate Moss, Naomi Campbell, Cindy Crawford y Claudia Schiffer. Actualmente tiene 912,000 seguidores en Instagram y miles de personas le están brindando apoyo en este duro momento de su vida.

*IMAGEN: Instagram Linda Evangelista

thoughts?