Keanu Reeves es un gran actor, pero es una mejor persona. El actor que estrenó The Matrix Resurrections hace unas semanas, decidió donar el 70 por ciento de lo que ganó en esta película, para contribuir a la investigación del cáncer. 

Sí, así como lo lees. Reeves donó $31.5 millones de dólares para financiar la investigación de la leucemia en distintos hospitales y centros de investigación que estudian y tratan esta enfermedad que ataca directamente a la sangre.

El actor que da vida a Neo en la saga Matrix, tiene una razón personal para esta generosa ayuda. En 1991 su hermana Kim, de ahora 55 años, fue diagnosticada con cáncer y luchó contra él durante casi una década.

Por la misma razón, en 2009 creó su propia fundación para ayudar a los hospitales infantiles y a la investigación del cáncer. “Tengo una fundación privada que ha estado funcionando durante cinco o seis años, y ayuda a un par de hospitales infantiles y a la investigación del cáncer”, dijo en una entrevista en aquel año.

“No me gusta relacionar mi nombre con la causa, simplemente dejo que la fundación haga lo que sabe hacer”, añadió. 

Asimismo, en 2020 subastó una llamada privada por Zoom para ayudar a Camp Rainbow, una organización sin fines de lucro contra el cáncer infantil en Idaho.

El también conocido como “novio de Internet”, ha sido captado en múltiples ocasiones llevando una vida completamente sencilla, humana y alejada de todo el derroche y el lujo que se esperaría de un artista de su talla.

Por el contrario, se le ha visto caminando por la calle como cualquier otra persona, comprando su propia despensa en el supermercado, transportándose en el metro y cediendo su lugar a otros pasajeros. 

Keanu Reeves ha demostrado tener una vida libre de cosas y compras desenfrenadas, siendo bondadoso con sus colegas de trabajo a quienes ha regalado relojes Rolex personalizados y motocicletas Harley Davidson, entre otras cosas.

¡Más Keanu Reeves es lo que este mundo necesita!

thoughts?