¡Par de tórtolos! Olivia Wilde y Harry Styles están disfrutando del verano en uno de los lugares más románticos del mundo: la Toscana. Lo sabemos, porque fueron vistos abrazados, caminando en la pintoresca ciudad de Porto Ercole, de esta región vinícola de Italia. 

“Se ha visto a Harry tomando un descanso en la playa de Porto Ercole después de que terminó de filmar My Policeman en Londres”, dijo una fuente a Page Six, añadiendo que justo antes de estas vacaciones, Olivia estuvo con sus hijos Otis y Daisy – a quienes comparte con su ex prometido Jason Sudeikis – también en Londres. “Olivia también ha estado en Londres, pasando tiempo con sus hijos, que están allí con Jason. Olivia se quedó con sus hijos, y luego voló a Porto Ercole para reunirse con Harry”, añadió.

Antes de que Olivia lo alcanzara en Italia, el cantante de Watermelon Sugar fue visto descansando en una playa de Venecia, pero juntos viajaron a esta romántica región del mundo llena de viñedos, y exclusivos restaurantes.

La pareja, que se lleva 10 años de diferencia (él tiene 27 años y ella 37), comenzó a salir de manera oficial en enero de este año, cuando fueron juntos y de la mano a la boda de un amigo de él, que de hecho el cantante ofició.

Pero se dice que están juntos desde al menos la mitad del 2020, pues en noviembre de ese año, cuando se confirmó la participación de Styles en el filme Don’t Worry Darling, que ella dirigió, fue cuando se hizo público que ella y Sudeikis habían terminado de manera amistosa, y una fuente dijo que Harry y Olivia tuvieron química desde el primer día de rodaje: “Era cuestión de tiempo que se juntaran. Han estado juntos durante muchos días en el set y se han conocido muy bien, así que todo es muy orgánico”.

Y después, en febrero pasado, ella reconoció el profesionalismo de Harry en su cuenta de Instagram: “Hecho poco conocido: la mayoría de los actores masculinos no quieren interpretar papeles secundarios en películas dirigidas por mujeres. La industria les ha hecho creer que disminuye su poder (es decir, su valor financiero) al aceptar estos roles, y esta es una de las razones por las que es tan difícil conseguir financiación para películas que se centren en historias femeninas. No es broma, es difícil encontrar actores que reconozcan por qué podría valer la pena permitir que una mujer sea el centro de atención. Les presento a Harry Styles, nuestro ‘Jack’. Él no solo disfrutó de la oportunidad de permitir que la brillante Florence Pugh ocupara el centro del escenario como nuestra ‘Alice’, sino que regaló a cada escena un toque de humildad. No tuvo por qué unirse a nuestro ‘circo’, pero saltó a bordo con humanidad y gracia, y nos dejó boquiabiertos todos los días con su talento, calidez y capacidad para conducir marcha atrás”.

Un romance que va viento en popa y nos llena de alegría.

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?