Sabemos que tomas el mismo cuidado tanto para tu piel como tu cabello, y hoy en día es clave encontrar los productos adecuados según las necesidades para tratar cada tipo de cabello.

La clave aquí no es tener únicamente una rutina para el cuidado de tu piel, sino lo ideal también sería para tu cabello. Está claro que todos buscamos tener el pelo completamente sano, es por eso que hemos creado para ti una fórmula que logrará salvar tu cabello comenzando desde su lavado. ¡Toma nota!

1.-tipo de cabello

El primer paso siempre será qué tipo de cabello tienes, esto con la función de determinar cuáles son los mejores productos para ti. Esto es punto clave pues los productos inadecuados pueden causar dermatitis, resequedad, fragilidad y descamación en tu cuero cabelludo.

2-Lavado

Una vez que sepas cuál es tu tipo de cabello, es esencial que laves tu cabello con los productos adecuados para ti, frotes siempre con las yemas de los dedos, nunca de manera brusca con tus uñas, ya que esto puede abrir tus folículos y propiciar aún más el ya famoso quiebre.

3.-toalla sí o no

Luego de lavarlo, casi siempre optamos por el secado en toalla, pero debemos advertirte que si eres de las personas que envuelve su cabello mojado con una toalla gigante húmeda, es un completo error. Esto solo está dañando la fibra capilar de tu cabello, haciendo que éste se rompa aún con mayor facilidad.

4.-peine o cepillo

Al momento de peinarlo trata de usar cepillos especialmente de madera o púas completamente abiertas, ya que te ayudarán a desenredar tu cabello de manera más fácil. Por si no lo sabes, existen cepillos que solo arrancarán tu cabello desde la raíz y eso no es lo que buscamos.

5-secador sí o no

Trata de evitar el secador, es mucho mejor que tu cabello se seque naturalmente. Sin embargo, si no puedes evitarlo, trata de que la temperatura no sea excesivamente alta.

6-Nunca peinar mojado

Es una regla básica, y no importa si optas por el secado natural o con secadora, es de vital importancia que no lo peines mojado, ya que esto es un gran error pues la fibra de tu cabello se encuentra mas susceptible al daño. Es por eso que debemos evitar estirarla o forzarla.

7-tijeras a la mano

Que las tijeras no sean tus enemigas. Sabemos que si estás dejando crecer tu cabello no querrás cortarlo, pero es de vital importancia hacerlo al menos cada tres meses, de esta forma no solo crecerá mucho mejor también más sano e hidratado.

8-tratamientos

Aplicar tratamientos le dará a tu cabello la hidratación que necesita, lo importante es que elijas bien el adecuado para ti.

*Recomendación Grazia*: una buena opción puede ser el nuevo tratamiento de L’Oréal, con el que vas a conseguir una reparación como si estuvieras en el salón de belleza, pero en casa. Reparación Total 5 es la solución para una reparación completa de los cinco signos del cabello dañado, dejando el cabello aún más hidratante y saludable.

*IMAGEN:

thoughts?