La segunda campaña protagonizada por Harry Styles para Gucci, es la perfecta segunda parte a la historia que comenzó en una tradicional tienda de fish and chips.

Las campañas de Gucci protagonizadas por Harry Styles bien calificar para una antología sociocultural. Todavía no superamos aquella serie de imágenes congeladas en North London en una típica tienda de fish and chips. Y para sorprendernos, la nueva entrega de esta bella mancuerna acaba de llegar.

Protagonizada por la colección Resort 2019 y algunos pequeños animales, la campaña fue capturada en la Villa Lante al norte de Roma por el fotógrafo, Glen Luchford. Anteponiendo la figura millennial junto a piezas alusivas al renacimiento italiano, algo en lo que Alessandro Michele ha enfatizado desde su primera colección para la firma, es como la serie de imágenes se despliegan. Piensa en una pintura por Leonardo DaVinci…

La fusión creativa viene a partir de los conceptos atractivos que las nuevas generaciones profesan. De ahí que la elección de Harry Styles, desde la campaña pasada, impactara en una escala multidimensional. Y bueno, las otras colaboraciones que Michele ha hecho con distintos artistas visuales, la mayoría reclutados a través de Instagram, logran pulverizarse como referentes de un estilo de vida utópico.

Sí, los íconos de la cultura pop son el ingrediente necesario, aunque ser original llame más.

*IMÁGENES: Cortesía de Gucci
thoughts?