Si hay algo que podemos afirmar, es que la vida está llena de cambios. Cambiar forma parte de la esencia del ser humano, aunque en muchas ocasiones se resista a que eso ocurra y se aferre a su zona de confort con miedo a salir a un mundo desconocido.

Los últimos acontecimientos mundiales han hecho que el cambio esté, más que nunca, presente en nuestras vidas, y aunque ha sido complicado adaptarnos, hemos descubierto que estamos más preparado de lo que creíamos para hacerlo sin miedo.

Una vez Steve Jobs dijo: “cada día me miro en el espejo y me pregunto: ‘si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy? Si la respuesta es no durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo“. Ahora más que nunca somos dueños de nuestro destino y está en nuestra mano mirarnos en ese espejo de la vida y elegir si queremos cambiar y cómo lo queremos hacer.

En ese camino de cambio y transformación que tanto nos hace crecer siempre, nos acompaña El Palacio de Hierro, quien sabe mucho de cambios -con más de 100 años de historia- y que de nuevo se ha renovado para ofrecernos un espacio en el que encontrar la inspiración día a día para descubrir ese nuevo yo que está en nuestro interior.

Un espacio en el que encontramos todo lo necesario para renovarnos, para dejar salir ese nuevo yo (sin dejar de ser quién somos), para mostrar una mejor versión de nosotros mismos y mirarnos con ojos nuevos en ese espejo que nos recuerda que es momento de contar una nueva historia.

*IMÁGENES: El Palacio de Hierro

thoughts?