En una presentación que simuló una fuerte crítica a Estados Unidos, aka América y sus corporaciones, Raf Simons liberó sus sentimientos reprimidos.

A unos días de terminar el 2018, Calvin Klein anunció, de manera sorpresiva pero esperada por muchos en la industria, la salida de Raf Simons como su Chief Creative Officer. El creativo belga nunca rindió declaración al respecto, sino que optó por mantenerse alejado de la moda haciendo apariciones aleatorias en eventos importantes. Pero ahora el momento de la venganza ha llegado para Simons con su colección SS20 presentada en el marco de Paris Fashion Week menswear.

No fue fácil la travesía ni el cambio tan abrupto de Dior a Calvin Klein y de regreso a su firma homónima. En la marca estadounidense quería reflejar su intelecto sin ninguna limitante, mismo que logró pero no consiguió monetizarlo según reportes de The Business of Fashion. Así que luego de querer tanto a Estados Unidos y resaltar la belleza Americana, hoy Raf dejó de creer que el sueño americano es tangible.

Ahora, no fue Donald Trump el criticado, sino las corporaciones y conglomerados estadounidenses. Con frases tan puntuales como “My own private Antwerp”, “Stone(d) America” y “RS-Lab”, Raf Simons liberó los sentimientos reprimidos y dejó en claro que a partir de ahora podemos esperar una nueva faceta.

La banda sonora, creada por su fiel colaborador, Michel Gaubert, incluyó un extracto de la canción de David Bowie, This is Not America. Según describe Tim Blanks en su crítica, la pista fue una que sonaba en las presentaciones de Simons en Calvin Klein.

Y solo bastan esos guiños, combinados con un poco de nostalgia y remembranza, para confirmar que el creativo está listo para el futuro y abatir y responder cualquier comentario, duda o sugerencia.

*IMAGEN: Getty Images