Sabemos que la rutina nocturna siempre cuesta un poco más de trabajo, pues viene después de un largo día. Sin embargo, debes de tener en mente que es la más importante. Mientras dormimos nuestras células se regeneran y los productos que aplicamos actúan de mejor manera mientras descansamos. Además, estar en un ambiente sin agentes dañinos como el sol o la contaminación hace que todo fluya mejor. Aquí te dejamos los pasos que no te pueden faltar antes de irte a dormir.

Tip: si por algún motivo un día solo vas a realizar una rutina que sea la nocturna, esa no puede faltar.

Desmaquillar

Si tuviste que utilizar maquillaje durante el día, entonces debes comenzar la rutina quitando el maquillaje de tus ojos con un desmaquillante bifásico te recomendamos el desmaquillante Lancome Bi facil, que elimina cualquier tipo de maquillaje en el rostro. Evita utilizar un aceite comedogénico que no esté formulado específicamente para tener contacto con los ojos, pues es una zona tan sensible que se puede dañar muy fácilmente. Además, así evitarás que aparezcan imperfecciones en la zona que rodea a los ojos. Después, utiliza agua micelar para eliminar la mayoría del maquillaje del resto de la cara.

Doble limpieza

Una vez retirado todo el maquillaje y cualquier impureza en tu rostro gracias al desmaquillante con base en aceite fórmulado especialmente para el rostro, procederemos a utilizar un limpiador a base agua, cuya función principal es eliminar de raíz no solo la suciedad, sino cualquier impureza presente en tu rostro. Para hacer una doble limpieza del rostro es necesario un limpiador, ya que este será el encargado de eliminar cualquier impureza en el rostro, nuestros tres favoritos son: Limpiador bareMinerals Mineral Cleasing Water, que es ideal para cualquier tipo de piel, seguido del limpiador Estée Lauder Perfectly Clean, el cuál limpia a profundidad el rostro. No puede faltar crema facial Ahava Double Cleansing, la cuál brinda una limpieza doblemente efectiva y profunda en el rostro.

Mascarilla

Si vas a aplicar una mascarilla, este es el momento para hacerlo. Te sugerimos una hidratante o una que calme y desinflame la piel. Recuerda que las mascarillas solo puedes colocarlas al menos dos veces por semana.

Hidratación

Para humectar tu rostro puedes apostar por un suero de ácido hialurónico. Aplícalo con la yema de tus dedos con movimientos suaves por todo el cutis, siempre de adentro hacia afuera. Después cierra tu rutina con una crema que refuerce la hidratación y ayude a retener el agua en la piel. Nuestra favorita es la Crema facial Clarins Extra Firming Jour, pues rejuvenece la piel, reduce las líneas de expresión y da uniformidad a la tez. Luego de limpiar el rostro, lo ideal será hidratarlo, y para que la hidratación penetre mucho más tenemos Lympha roller facial Guerlain, con el cual podrás realizar un masaje que drena los fluidos linfáticos y elimina la inflamación del rostro.

La importancia de desmaquillarte correctamente

thoughts?