Sabíamos que esto pasaría, pero no sabíamos cómo. Y de manera agradablemente sorpresiva, Matthieu Blazy debutó como director creativo de Bottega Veneta, gracias a una nueva colección con la que tendremos nostalgia total de despedir a Daniel Lee.

La discreta colección Otoño/Invierno 2022 del diseñador fue un evento muy esperado en la Milan Fashion Week, especialmente después de que el director creativo dejaba la marca después de haber estado al frente de la casa italiana desde 2018, y de haber transformado por completo el estilo de la marca.

Aunque la especulación sobre quién tomaría las riendas de la casa incluía una gran cantidad de nombres de la industria, finalmente fue el belga Mathieu Blazy quien fue elegido como el nuevo director creativo de la marca. 

Blazy, colaborador de Lee desde hace mucho tiempo, tiene un currículum muy experimentado que incluye períodos en Balenciaga, Maison Margiela, Cèline y Calvin Klein. ¡Experiencia no le falta!

“Bottega Veneta es, en esencia, pragmática porque es una empresa de marroquinería. Porque se especializa en bolsos se trata de movimiento, de ir a algún lado; hay fundamentalmente una idea de artesanía en movimiento. Es estilo sobre moda en su atemporalidad. Eso es parte de su poder silencioso”, dijo el recién llegado Matthieu Blazy en un comunicado.

Ahora, el diseñador ha presentado su muy esperada colección debut Otoño/Invierno 2022, una deliciosa muestra de trajes relajados y prendas separadas bien pensadas.

Si bien el debut de Blazy no fue una desviación radical de los fans del diseño de Bottega Veneta, el belga ciertamente dio a conocer su presencia creativa. Comenzando con un par de looks de mezclilla de tiro bajo, Blazy encontró su equilibrio con trajes relajados y un enfoque en el trabajo en cuero. 

Aparte de la pluma o los flecos ocasionales, la colección se sintió sumamente sencilla. Al concentrarse en prendas separadas bien hechas, sin duda señaló su intención para el futuro de la marca italiana.

Los tonos poco brillantes, como marrones profundos, ocres y azul marino, fueron las piezas centrales de la colección, mientras que los estallidos de rojo brillante y amarillo ofrecieron una buena bienvenida. 

Salpicaduras de lentejuelas interrumpieron el prêt-à-porter tonal, especialmente hacia el final de la colección, donde los vestidos transparentes y ceñidos se combinaron con botas metálicas plateadas y doradas.

“El fabricante y el usuario exploran una historia de ropa y carácter, un intercambio que implica un sentido de movimiento y emoción. Evitar la desechabilidad y alejarse de espectáculo puro, finalmente resulta en el placer más privado del ‘poder silencioso’, algo sentido, más que visto. Aquí, la extravagancia se encuentra con la utilidad; hay un impregnación de lo cotidiano con materiales y técnicas conmovedoras, cosas que sólo podía realizarse a través de la artesanía tradicional de los artesanos en el italiano talleres. Simultáneamente y de manera lúdica, todo se viste con ligereza por un elenco cinematográfico”, añade Blazy en el comunicado.

“Los gestos de un individuo importan; en última instancia, es la decisión del usuario cómo moverse y vivir con esta ropa, de cómo contarán sus propias historias a través de estas piezas, que en última instancia es respetado y alentado por el fabricante. Y es quizás esto que define lo que realmente representa Bottega Veneta: una inversión emocional en objetos para la vida, en ambos sentidos del término”, concluye el recién llegado director creativo.

¡Aplausos para una espectacular llegada y un largo camino por delante!

thoughts?