La moda es un lenguaje que ha quedado demostrado una vez más. Durante la visita oficial de Joe y Jill Biden al Reino Unido, la primera dama estadounidense envió un claro mensaje al mundo: amor. Y no lo dijo con palabras, sino a través de la prenda que eligió vestir que tiene estas cuatro letras grabadas en la espalda. 

Fue durante el encuentro que mantuvieron los mandatarios de Estados Unidos y Reino Unido – Joe Biden y Boris Johnson – con sus esposas – Jill Biden y Carrie Johnson – en Cornwall, Inglaterra, como parte de la Cumbre Mundial del G-7, que Jill hizo la elección perfecta de su outfit.

Para el encuentro, la primera dama eligió un vestido blanco con estampado de lunares negros, un par de tacones negros y un blazer negro que contiene este mensaje de unidad: la palabra “Love (amor)”, escrita con tachuelas plateadas en la espalda, una prenda que Jill usó también el año pasado cuando su esposo estaba en campaña.

La primera dama Jill Biden manda un mensaje de amor a través de su outfit

“Creo que estamos trayendo amor desde Estados Unidos. Esta es una conferencia global y estamos tratando de llevar la unidad en todo el mundo y creo que es necesario en este momento, que la gente sienta un sentido de unidad de todos los países y un sentido de esperanza después de este año de la pandemia”, dijo Jill a los medios de comunicación presentes en la cumbre.

 “Es muy agradable estar aquí en Cornwall. Es mi primera vez. Obviamente, es hermoso para aquellos de ustedes que han estado aquí antes. Joe y yo estamos ansiosos por conocer a todos en el G7”, añadió.

E inevitablemente, con esta palabra escrita en el blazer, nos acordamos de la primera dama anterior de Estados Unidos, que en una ocasión vistió una controvertida prenda que también enviaba un mensaje. Hablamos de Melania Trump, cuando en 2018 durante un viaje a la frontera entre Estados Unidos y México vistió una chamarra verde militar con un mensaje en la espalda totalmente diferente: “Realmente no me importa”.

El próximo domingo 13 de junio, la reina Elizabeth II recibirá a los Biden en el castillo de Windsor para tomar el té, donde Joe se convertirá en el decimotercer presidente en servicio que ha conocido la monarca desde 1951, el año anterior a convertirse en reina. “Bueno, creo que esperamos centrarnos en la educación. Joe y yo estamos ansiosos por conocer a la reina. Esa es una parte emocionante de la visita para nosotros. Hemos esperado esto durante semanas y ahora finalmente está aquí. Es un hermoso comienzo”, dijo Jill a la prensa.

Tras la visita con la reina el domingo, la primera dama tiene programada una visita a los veteranos británicos que participaron en el Walk of America, una expedición de 2018 liderada por Walking with the Wounded, de la que la primera dama sirvió como patrona. ¿Qué otros mensajes nos enviará en los próximos días?

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?