Conforme cumplimos años nos acercamos cada vez más a algunos problemas de salud mental que son frecuentes en los adultos mayores, pero que pueden evitarse.

Algunos de esos problemas están relacionados con el cerebro y la memoria, y enfermedades severas como la amnesia, la demencia o el Alzheimer, pero si realizamos ciertos ejercicios a lo largo de nuestra vida, podemos disminuir considerablemente las posibilidades de padecerlas.

El cerebro es un músculo como los demás en nuestro cuerpo y, como tal, deben ejercitarse para no perder la fuerza y capacidades. 

Sin más, estos son los ejercicios y actividades recomendables para tener mejor salud cerebral. No es la cantidad de consejos, es la calidad de ellos.

Mantén la mente ocupada

“Mantener la mente ocupada es clave, y ejercicios como leer, jugar juegos de cartas e incluso aprender un nuevo idioma realmente ayudan”, dijo el Dr. Mike Bohl, director de contenido médico y educación en el Centro Médico Ro.

Según el Dr. Bohl, “esta es todavía un área que necesita más investigación, pero esencialmente cualquier cosa que haga que mantenga su mente ocupada y desafíe su memoria, la resolución de problemas y el tiempo de reacción puede ayudar a combatir la pérdida de memoria y evitar la demencia”.

“No hay un ejercicio específico para su cerebro que sea importante realizar; realmente debe elegir actividades conscientes que disfrute. Las muchas posibilidades incluyen leer, jugar a las cartas o juegos de mesa, meditar, armar rompecabezas y socializar. Aprender algo diferente también es un desafío saludable, como explorar un nuevo idioma, tocar un instrumento o investigar un tema que te interese”, añade.

Cuídate desde ahora

Para todo esto no hay una edad recomendada para comenzar. De hecho, mientras más jóvenes y con constancia, mejor.

“Existe el concepto de que algunas personas pueden tener una ‘reserva cognitiva’ más grande que otras según sus experiencias, educación y actividades a lo largo de la vida, y que tener una ‘reserva cognitiva’ más grande, que puede provenir de hacer más los ejercicios cerebrales más temprano en la vida pueden ayudar a retrasar el inicio del deterioro cognitivo”, agrega el Dr. Bohl.

Llevar una dieta saludable y realizar actividad física 

Hay algunos consejos muy útiles que puedes incorporar a tu rutina diaria. El Dr. Bohl dice que la alimentación y la actividad diaria es básica.

“Comer una dieta saludable, hacer ejercicio, manejar adecuadamente las condiciones crónicas como la presión arterial alta y evitar o limitar el uso de sustancias (como dejar de fumar o beber alcohol con moderación) son formas de apoyar un cerebro saludable”.

Haz todo el ejercicio mental que puedas

El cielo es el límite cuando se trata de cuánto ejercicio es una buena cantidad de ejercicio para alimentar tu cerebro.

El Dr. Bohl recomienda: “Solo recuerda comer, dormir y vivir la vida también, y no pases todo el día adentro haciendo rompecabezas”.

Fácil, ¿no?

thoughts?