Tradicionalmente en medio del Grand Palais de París, Chanel presentó su propuesta para primavera-verano 2020 con la que nos transportó a uno de los lugares más importantes en la infancia de Coco Chanel, un discurso que Karl Lagerfeld nunca adoptó a comparación de su nueva directora creativa Virginie Viard.

Después de la muerte de su madre en 1895 la couturier y sus hermanas fueron enviadas a un monasterio en Corrèze, un lugar completamente alejado del mundo, que sin duda marcó en ella una esencia pura. Elementos como el pavimento en los pasillos, adoquines que formaban mosaicos y motivos abstractos se convirtieron en sus principales fuentes de inspiración. 

Chanel SS2020

Incluso, Mademoiselle Chanel construyó una casa en el sur de Francia —La Pausa— replicando los barandales de la escalera de piedra en el monasterio. Y es que fue hasta que Viard la visitó, que se dio cuenta el estilo le debía tanto a su niñez y creó esta última serie construida impecablemente en blanco y negro como los tonos principales y respetando esa estética tan representativa de la maison entre lo masculino y lo femenino.

El jardín y diferentes espacios donde Coco pasó gran parte de su infancia están reflejados en siluetas rectas donde su clásico tweed sigue siendo protagonista junto a juegos de transparencias en tul. Delicadas piezas con pliegues planos, cinturones trenzados, cuellos de algodón con bordados delicados y románticos y flores construidas y unidas manualmente evocan el monasterio de Aubazine y su espíritu.

Chanel SS2020

Chanel SS2020

Los motivos gráficos inspirados en las vidrieras son protagonistas en el icónico traje sastre de falda midi en lentejuelas y tonos pastel, mientras la pureza de las líneas se dibuja sobre abrigos largos con terminados en volantes de crepé y organza. Asimismo, un saco con mangas estilo kimono, un top y falda en seda con flores bordadas da un efecto de pavimento con elegantes lentejuelas.

La magia de La Pausa se hizo presente en ilusiones con patrones gráficos en flores y encajes, atrapadas dentro de capas de tul y bordados debajo de holanes de organza. Y si algo no podemos dejar de mencionar, es el delicado y liviano vestido de novia en georgette de seda y algodón, con un velo bordado manualmente que refleja la simplicidad y un nuevo giro estético hacia lo minimalista y atemporal. 

Chanel SS2020

Chanel SS2020

*IMÁGENES: Cortesía Chanel
thoughts?