La pandemia marcó una nueva era en la industria de la moda y le dio la oportunidad a los creativos de encontrar soluciones y experimentar nuevos caminos para presentar sus colecciones. El mundo digital está siendo el protagonista durante la crisis sanitaria y las firmas tuvieron el reto de presentar sus propuestas para otoño-invierno 2020 en el marco de la primera semana de la moda de Alta Costura virtual. Desde el 6 de julio las más grandes casas de moda en el mundo nos han dado una mirada íntima al universo mágico de la Haute Couture. 

Dior creó un cortometraje mítico, nostálgico y sublime. Chanel se inspiró en Karl Lagerfeld y le dio a su serie de 30 looks una vibra gótica y punk al mismo tiempo. Por su lado, Carice van Houten (aka Lady Melisandre de Game of Thrones) fue protagonista en el film de Iris van Herpen. Cada una de las propuestas tiene su encanto y sin duda muchos alrededor del mundo están fascinados, pero hablemos de la colección de Viktor & Rolf inspirada en las emociones y la salud mental, un tema muy sonado desde que el coronavirus llegó y se convirtió en la nueva normalidad. 

Viktor Horsting y Rolf Snoeren son famosos por concebir colecciones conceptuales y experimentar con siluetas extravagantes y voluminosas. Por la pandemia ambos se preguntaron si debían saltarse esta temporada, pero decidieron crear una de las propuestas más brillantes. Un cortometraje titulado “Change” está narrado al estilo tradicional de los noticieros británicos en los cincuenta y toma forma como un espectáculo antiguo de Alta Costura. Este describe las tres secciones en las que los diseñadores dividieron su colección, poniendo en orden las etapas emocionales que todos hemos atravesado durante la cuarentena. “Estamos discutiendo un poco la salud mental y cómo vestirte para tus emociones, así como estamos diciendo que todas las emociones son válidas y necesarias”, dijeron ambos a WWD.

La primera etapa es la ansiedad, el enojo y la tristeza, que se reflejan en un camisón, una bata y un abrigo. Las tres prendas representan con siluetas, texturas y colores la horrible sensación de adaptarse al encierro, la ropa que usamos solo en casa para sentirnos cómodos de alguna manera, la depresión que surge de estar tanto tiempo en casa, el enojo, el distanciamiento social, la crisis y la incertidumbre.

Viktor & Rolf representa a través de la ropa las etapas emocionales que todos hemos atravesado por la pandemia 

La segunda etapa es confusión y toma la forma de un vestido rosa de satín, repleto de emojis que expresan diferentes emociones. Además, representa el protagonismo que ha tomado el mundo digital, cómo es el único medio que usamos para expresar las emociones y cómo pone nuestra estabilidad en riesgo. Por su lado, los abrigos representan los nervios, lo atrapados que nos podemos llegar a sentir y el miedo a que alguien se nos acerque y nos contagie.

Viktor & Rolf representa a través de la ropa las etapas emocionales que todos hemos atravesado por la pandemia 

Para la tercera y última etapa que es amor y esperanza, Viktor y Rolf se fueron a la interpretación más obvia, donde reinan los corazones y la calidez. La melancolía se apodera de nosotros, nos damos cuenta que el amor puede contra todo y sabemos que un cambio es necesario y que el movimiento es la única constante en la vida. “El distanciamiento social nunca se sintió tan cómodo y tan dulce”, dice el clip.

Viktor & Rolf representa a través de la ropa las etapas emocionales que todos hemos atravesado por la pandemia 

Cada uno de los temas está representado por tres looks. En el primero hay un camisón, una bata y un abrigo. En el segundo un vestido de noche, , el último de seis pies de ancho, para garantizar el máximo distanciamiento social.

Ve aquí el cortometraje completo:

*IMÁGENES: Cortesía Viktor & Rolf
thoughts?