Ha pasado más de un año desde que vimos a estos tortolitos abrazarse y besarse apasionadamente en las preciosas aguas de Capri, Italia. Durante su asistencia al Festival de Cine de Venecia en septiembre de 2019, Lily-Rose Depp y Timothée Chalamet – entonces pareja – decidieron hacer una escapada romántica a la isla de Capri, donde fueron captados en una serie de fotos paparazzi.

En aquel momento ninguno de ellos dijo nada, pero ese momento que varios percibimos como “romántico” entre la joven pareja, resultó ser vergonzoso para Timothée y apenas nos enteramos de la razón. 

“Me fui a la cama esa noche pensando que fue uno de los mejores días de mi vida”, dijo el actor de Call Me By Your Name en una entrevista.“Estuve en este barco todo el día con alguien a quien realmente amaba, y cerrando los ojos pensé, indiscutiblemente, ‘eso fue genial’. Pero cuando me levanté todo cambió. Esas fotos robadas estaban por todas partes y yo me sentí avergonzado. Parecía un nuevo rico y además estaba totalmente pálido. Lo más fuerte es que la gente comenzó a decir que eran fotos pactadas. Que lo hacíamos para promocionar la película. ¿En serio alguien cree que yo querría salir así delante de alguien?”, añadió.

Sí, se veía pálido y flaco, pero ¿eso a quién le importa? Timothée estaba teniendo el mejor momento de su vida y sin duda todas las críticas fueron nacidas de la envidia de no estar ahí. Sin embargo, la relación con Lily-Rose se terminó pocos meses después, en abril de 2020, dejando esas apasionadas imágenes para el recuerdo.

Timothée avanzó sin mirar atrás, pues en junio de este año se le vio igual de apasionado con la actriz mexicana Eiza González en Los Cabos, en Baja California, pero ese romance de fin de semana no llegó a más. Por su parte, Lily-Rose no ha salido con nadie más desde su ruptura con Timothée. 

Nada de qué avergonzarse, ¿o sí?

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?