El mundo comienza a reactivarse poco a poco conforme la población se ha puesto la vacuna contra covid-19, pues cada vez más comercios, lugares públicos y privados empiezan a abrir, adaptándose a las medidas necesarias de sanidad, pero con el conocimiento de que no podemos estar encerrados por siempre. Los teatros han sido de los últimos lugares en abrirse debido a su naturaleza de ser recintos cerrados y por lo históricos, posiblemente poco ventilados, por lo que Sofía Coppola ha decidido celebrar la apertura de teatros en Estados Unidos con un bello y emotivo cortometraje.

Este cortometraje de casi 33 minutos en total, comienza con entrevistas a bailarines y personas involucradas en el mundo de la danza, y después comienza como tal la filmación en blanco y negro, y luego a color, de los apasionados bailarines regresando a su segundo hogar – un teatro en Nueva York – para bailar e interpretar algunas de las mejores óperas de ballet. ¡Emotivo, nostálgico y hermoso!

Filmada por el director de fotografía francés Philippe Le Sourd, y con el apoyo económico de Chanel, la película muestra el viaje de los bailarines desde los ensayos íntimos hasta la presentación final en el escenario en el teatro David H. Koch, del momento en que se preparan para la Gala de primavera digital 2021.

https://www.youtube.com/watch?v=cS-_IjGYWv4

Capturada a través de ángulos abstractos, la película de 24 minutos presenta un solo del bailarín Anthony Huxley, que fue coreografiado por el asesor artístico del City Ballet, Justin Peck, y múltiples presentaciones en pareja. Para el número principal, la película estalla cambia a colores vibrantes, donde bailarines con trajes azules y blancos actúan juntos en el teatro.

“El desafío para mi fue transmitir la sensación de ver bailar en vivo. Gran parte de la danza se filma de una manera muy plana y estándar. Pero acercarse, que es emocionante en el ensayo, tampoco siempre se traduce en una película. Tuve que mover la cámara mucho más de lo que estoy acostumbrada y tratar de dar la sensación de experimentar una actuación en vivo desde diferentes puntos de vista”, explicó Coppola en una entrevista.

Al final del cortometraje, podemos ver el emotivo momento de los bailarines abrazándose y celebrando su regreso al escenario. Según Coppola, la película tiene como objetivo conmemorar el arte y el teatro que vuelven a la vida después de la pandemia.

¡Es momento de regresar al teatro!

*

thoughts?