Durante las últimas horas de la presidencia de Donald Trump, su esposa, Melania Trump, vistió un total look en negro para salir de la Casa Blanca. A menudo, la ex-primera dama enviaba mensajes a través de las prendas y era de esperarse que Melania llevara piezas firmadas por diseñadores estadounidenses, pero, por el contrario, esta vez optó por un elegante set, como de luto, firmado por Chanel y Dolce & Gabbana. Además, su outfit incluyó gafas solares con una vibra setentera, una Birkin de Hermès y pumps de Christian Louboutin. Si no lo notaste, ni Trump ni Melania llevaban cubrebocas.

Su estilo nos recordó a los mejores años de Jackie Kennedy, como primera dama, imponiendo su estilo alrededor del mundo hace casi 40 años. Este es el único look que vimos llevar a Melania el 20 de enero, pues ella y su esposo se negaron a asistir a la histórica toma de posesión de Joe Biden y Kamala Harris.

Su elección en negro fue un gran contraste comparado con el conjunto que llevó la eslovena en la toma de protesta de Donald en 2017. Recordemos que usó un vestido azul, firmado por el estadounidense Ralph Lauren.

 

La exmodelo de 51 años tomó de la mano a su esposo y caminaron por los jardines de la Casa Blanca antes de dejar la residencia. “Ser su primera dama fue mi mayor honor, gracias por su amor y apoyo”, dijo Melania en el discurso de despedida recientemente. “Estarán en mis pensamientos y oraciones. Dios los bendiga a todos, Dios bendiga a sus familias y Dios bendiga a esta hermosa nación ”.

*IMAGEN: Getty Images

 

thoughts?