Varias marcas que fabrican, operan o se venden en California, Estados Unidos, tendrán que hacer mejoras en su calidad, sustituyendo algunos de los materiales que se utilizan para la fabricación de sus prendas, tras declararse dañinos con el ser humano y con el medio ambiente.

Una nueva ley que entrará en vigor en enero de 2025, ha declarado la guerra a productos químicos que dañan al planeta y sus integrantes, pero que son usados de manera común para fabricar ciertas prendas.

Esta ley, prohíbe la fabricación, venta o distribución de textiles y prendas de vestir que contengan PFAS – sustancias perfluoroalquilo y polifluoroalquilo – un grupo de productos químicos comúnmente utilizados para hacer prendas impermeables o resistentes a las manchas. 

Moncler y Ding Yun Zhang se unen en colaboración

Por lo tanto, si las marcas desean pasar por el importante mercado económico que California representa, deberán utilizar “la alternativa menos tóxica” y obtener un certificado de cumplimiento de los fabricantes.

La legislación fue anunciada en el sitio web del gobernador estatal, Gavin Newsom, dando oportunidad a todas las marcas – de lujo o no tanto – modificar la fabricación de sus productos y estar listos para el día en que la ley entre en vigor, aproximadamente en 2 años, 3 meses.

Los PFAS han sido denominados “químicos permanentes” porque no se descomponen naturalmente y se acumulan en el cuerpo humano cuando se absorben, según muestran algunos estudios. 

Industria de la moda sufre cambios en California por nueva ley de salud y sustentabilidad

La exposición a estas sustancias puede causar problemas de salud graves, como aumento del colesterol, cáncer y riesgos para la salud reproductiva y el desarrollo fetal, según estudios recientes, que también dejan ver el impacto de estos químicos en los animales y el planeta.

Muchas marcas se han comprometido a dejar de usar los químicos en sus productos, aunque pocas lo han hecho con éxito. La industria aún está trabajando para encontrar alternativas con las mismas propiedades, particularmente para telas de alto rendimiento. 

La nueva ley de California incluye una extensión hasta 2028 para las marcas de ropa diseñada para condiciones extremas, como deportes acuáticos y montañismo.

California es pionera en la promulgación de esta ley, pero la misma propuesta está esperando respuesta de la gobernadora Kathy Hochul, de Nueva York; mientras que la Unión Europea está discutiendo medidas similares, aunque más amplias y no solo en textiles, en países como Alemania, Países Bajos, Suecia, Noruega y Dinamarca.

thoughts?