Lo que algunos pensaron que significaría una reconciliación, terminó con mayores problemas. La muerte de la reina Elizabeth II no solo no dio la oportunidad de limar asperezas entre el príncipe Harry y Meghan Markle con el resto de la familia real, sino que aparentemente hizo que creciera más la brecha entre ellos.

Estas suposiciones provienen del nuevo lugar que los duques de Sussex ocupan en el sitio web de la familia real. Antes se encontraban hasta arriba, junto al príncipe William y Kate Middleton, y hoy, su ubicación es hasta abajo, solo por encima del príncipe Andrew, cuyas acusaciones de abuso sexual son conocidas por todo el mundo.

El cambio se produce en medio de varias actualizaciones en el sitio web tras la muerte de Elizabeth II, el pasado 8 de septiembre. Además de eliminar a la reina de la alineación de la realeza viva, el sitio oficial también modificó los títulos y el orden en que aparecen los miembros de la familia.

El entonces príncipe de Gales, ahora tiene el primer lugar como el rey Carlos III, y la reina consorte Camila (que antes estaba como la duquesa de Cornualles) está a continuación. La princesa Kate y el príncipe William son los siguientes.

Después de ellos, continúan los condes de Wessex – el príncipe Edward y su esposa Sophie – Birgitte, duquesa de Gloucester; la princesa Anne; el príncipe Richard, duque de Gloucester; el príncipe Edward, duque Kent; y la princesa Alexandra.

Finalmente, Harry y Meghan, duques de Sussex, y el príncipe Andrew, duque de York.

El esposo de la princesa Alexandra, Michael, fue eliminado de la página.

El príncipe Harry y Meghan Markle bajan de nivel en el sitio web de la familia real

Las tres personas que se encuentran hasta abajo, son quienes claramente han tenido problemas de alguna manera con la realeza.

Harry y Meghan renunciaron a sus funciones como miembros senior de la realeza en 2020 y se mudaron a Estados Unidos. El príncipe Andrew, sin embargo, fue despojado de su estatus de Su Alteza Real en medio de la demanda que Virginia Giuffre interpuso, acusándolo de agredirla sexualmente cuando era menor de edad, pero él siguió manteniendo su inocencia.

“Con la aprobación y el acuerdo de la reina, las afiliaciones militares y los patrocinios reales del duque de York han sido devueltos a la reina”, decía un comunicado del Palacio de Buckingham, en el mes de enero. “El duque de York seguirá sin asumir ninguna función pública y está defendiendo este caso como ciudadano privado”.

Un mes después del anuncio del palacio, Andrew resolvió su demanda con Virginia Giuffre fuera de los tribunales por una cantidad de dinero desconocida.

A pesar de circunstancias muy diferentes, el segundo hijo de la reina y el segundo hijo del rey Carlos III han recibido un trato similar en lo que respecta al protocolo real. A ninguno se le permitió usar sus uniformes militares en el funeral de estado de la reina a pesar de sus años de servicio en las fuerzas armadas. 

thoughts?