Seguramente por ahí has escuchado que la vitamina C no puede faltar en tu rutina de belleza pues reduce esas líneas finas y signos visibles del envejecimiento de la piel. ¡Y es verdad! Además de usar protección solar todos los días, es esencial que conviertas este producto en tu nuevo estilo de vida; funcionará como antioxidante, neutralizando los radicales libres y cambiará totalmente la textura de la piel si lo usas correctamente todos los días. Sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, cicatrizantes y antioxidantes dejarán tu rostro sumamente luminoso y sin manchas sin importar tu tipo de piel. Incluso, para pieles sensibles es perfecto porque minimiza la irritación y hace más efectiva la absorción de cremas humectantes.

Recuerda que la vitamina C se debe aplicar en el rostro, justo después del ácido hialurónico si es que lo usas, pues la mezcla de ambos activos te dará mejores beneficios. Hay suplementos alimenticios que contienen vitamina C, pero no tendrán el mismo efecto en el rostro como aplicarla directamente. Para eso existen sueros o ampolletas faciales que contienen la vitamina al 10-20% y que son perfectos para darte esa luminosidad que tanto buscas.

Los expertos y dermatólogos han desmentido el mito de que esta vitamina se puede usar solo de noche. Si la aplicas en el día podrás obtener una mayor protección contra los radicales libres que solo afectan tu piel durante el día, pero no olvides aplicar protector solar después. Y si además de usarla de día decides usarla por la noche, su alto contenido de ácido ascórbico te ayudará a aprovechar mejor sus mecanismos reparadores mientras duermes.

Por otro lado, no hay edad para usar este poderoso activo. Si eres menor de 21 años te recomendamos usarlo dos veces por semana y si eres mayor entonces puedes usarlo diariamente. Si sufres de piel extra sensible, de infecciones o alergias, irritaciones comunes o de alguna quemadura en el rostro, no te recomendamos usarla. En este caso, es mejor que acudas con un especialista para evitar efectos secundarios y que te receten tratamientos específicos.

Te dejamos cinco de sus mejores beneficios:

Dile adiós a las manchas

Uno de los problemas más comunes en la piel son las manchas oscuras, pero olvídate de ellas con la vitamina C. Esta tiene un alto poder despigmentante y al cabo de cuatro semanas, notarás cómo se desvanecen casi por completo. ¡Atrévete a probarla!

Reduce los signos del envejecimiento

Este es uno de los tratamientos antiedad más comunes. Verás que reduce y previene las molestas líneas de expresión pues estos potentes concentrados de vitamina C contienen ácido lascórbico, que con sus poderes antioxidantes, reparara y regenera las células haciendo que la piel luzca saludable y joven. Y si quieres ampliar sus beneficios, te recomendamos que mezcles el suero de ácido hialurónico junto al de vitamina C. ¡Te sorprenderán los resultados!

Es un potente antixodante

La vitamina C tiene una potente acción antioxidante para el cuidado de la piel. Su función es bloquear la acción de radicales libres, tales como la contaminación y los rayos solares, entre otros. Todos estos factores son los causantes del envejecimiento prematuro de la piel y, empleando este activo, tendrás como resultado un cutis lleno de brillo y luminosidad luego de tres semanas de uso.

Reafirma tu piel

Esta vitamina es la encargada de impulsar la producción de colágeno, estimulando así las fibras que participan en su síntesis, lo que se traduce en una piel más firme y joven por mucho más tiempo.

Previene el acné

Aplicada sobre el rostro en puntos específicos para atacar directamente la bacteria del acné (propionibacterium acnes), equilibrando los niveles de sebo en tu piel y actuando a su vez como cicatrizante natural en las manchas que dejaron esos brotes de granitos. Además, limpiara los poros y evitará los puntos negros.

Los cosméticos con vitamina C, por ejemplo, los sueros, son aptos para todo tipo de pieles, desde secas, grasas o mixtas. Es conveniente aplicarlos después del tónico para potencializar sus beneficios, seguido de la crema hidratante y recuerda siempre usar protector solar después de su uso.

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?