La International Best-Dressed List es uno de los reconocimientos que pocos pueden presumir. Fundada por Eleanor Lambert en 1940 tras la ocupación Nazi en París, la “madrina de la moda” decidió premiar la elegancia a través de una lista que se ha convertido en un referente de estilo. Hoy, una de las guardianas del legado de Lambert, Amy Collins, se dio a la tarea de preservar la historia de tan renombrado elogio a través de un libro que los historiadores de la moda deben adquirir ahora mismo. Se trata de un tomo publicado por la editorial Rizzoli y titulado: The International Best-Dressed List: The Official Story.

Una crónica que no muchos tienen la fortuna de conocer y que ahora está siendo revelada para conservar su verdadero significado —en tiempos del ascenso de los influencers en las redes sociales y estrellas del street style. Con imágenes de archivo jamás antes vistas y una pluma que fue muy cercana a Eleanor Lambert, Amy Collins imprime ocho capítulos en los cuales comparte insights únicos sobre la elaboración de la lista.

Primero toca el tema de la “prehistoria” en la década de los treinta como antecedente. Luego llega 1940 y el momento cuando Eleanor decidió enviar 50 sobres a los editores más aclamados y con más autoridad de Nueva York para votar por las 15 mujeres mejor vestidas del momento. La lista fue publicada por primera vez en The New York Times en diciembre de ese año bajo el Dress Institute. El clima político y social hizo que el repertorio diera un giro a lo vivido en ese tiempo —por ejemplo, en pleno tiempo de guerra, Eleanor decidió publicar a las mujeres mejor vestidas durante los tiempos de recesión.

El libro rescata a los voceros del buen gusto —algunos no tan conocidos— desde antes del medio siglo XX hasta principios del XXI. Los mejor vestidos de cada año están ahí, incluyendo a aquellos que ya son parte del salón de la fama como Lady Di, Grace Kelly, Kate Middleton, David Bowie, Sophia LorenYves Saint Laurent y Nicole Kidman.

Siempre fiel a su cometido, sin aceptar sobornos de hasta 50,000 dólares, la International Best-Dressed List conjuga el verdadero buen gusto y captura la esencia de los tiempos para inspirar a otros. Carolina Herrera, miembro del salón de la fama, escribió el prólogo y Graydon Carter, exeditor de Vanity Fair y ahora editor de AirMail, redactó parte de su experiencia como colaborador de Eleanor Lambert. Así, Amy Collins busca darle la importancia que se merece a una de las mujeres que siempre buscaron elevar la moda como un medio de elegancia y buen gusto a través de la lista que sigue siendo el sueño de muchos.

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?