Hace un año, Audemars Piguet presentó su nuevo modelo Code 11.59, un reloj que pone la elegancia al frente a través de un diseño sofisticado. Hoy se reinventa con cinco nuevos colores ahumados que le dan un toque majestuoso que no deja de lado la distinguida esencia que los hace perfectos. Totalmente andróginos, el Code 11.59 fusiona la artesanía y tradición con un estilo de vida contemporáneo, ahora presentando la gama automática.

El diseño único de esta pieza relojera resume una visión creativa inaudita, conformado por el bisel extraplano redondo y el cristal de zafiro de doble curvatura con tratamiento antirreflejos. La esfera, con una superficie que resalta los finos índices horarios y las agujas en oro blanco u oro rosa de 18 quilates, toma el protagonismo. Así bien, la caja en oro blanco y, en ocasiones, contrastada con oro rosa, esconde el excelentísimo mecanismo que caracteriza a cualquier pieza firmada por Audemars Piguet. Con el desarrollo de los calibres 4302 (automático) y 4401 (cronógrafo automático), ambos en 32 mm y con rubíes, la casa relojera reafirma su extraordinario espíritu de innovación en la manufactura.

Todos los nuevos modelos son rematados con una correa de cuero aligátor con escamas grandes cuadradas y hebilla de hebijón en oro, mismos que coronan con sutileza el Code 11.59.

thoughts?