André Leon Talley ha fallecido a los los 73 años. El ícono de la moda y pionero de la industria ha dejado un legado de conocimiento, innovación y creatividad.

Talley nació en Washington, pero a los dos meses de edad, sus padres lo llevaron a Durham, Carolina del Norte, donde fue criado por su abuela, Bennie Francis Davis, a quien llamaba mamá. Su alegría temprana lo llevó a sumergirse en los libros en la biblioteca de la ciudad de Durham. “Mi mundo se convirtió en las páginas brillantes de Vogue, donde podía leer sobre el legendario baile de Truman Capote, en el Plaza, en honor a Katharine Graham”, escribió.

Talley fue un pionero en la industria de la moda, un hombre negro en un mundo a menudo dominado por hombres y mujeres blancos. Un momento clave de su juventud fue la toma de posesión del presidente John F. Kennedy y la presencia de su glamorosa esposa Jackie Kennedy, a la que describió como la “primera influencer” del mundo moderno.

En 1974 llegó a Nueva York donde rápidamente se encontró en la frenética intersección de la moda y el arte, trabajando y mezclándose con gente como Halston, Karl Lagerfeld y Andy Warhol. Después de una temporada en París con Women’s Wear Daily, Talley se unió a Vogue en 1983 como director de noticias. Fue ascendido a director creativo en 1988 y, a excepción de un período con la revista W en París, siguió siendo un fijo en la revista durante casi cuatro décadas, a menudo sentado en la primera fila de los desfiles de moda de élite junto a la editora Anne Wintour.

En 2017, en un evento en la Academia de Música de Brooklyn, Talley describió los desafíos de promover la diversidad en las páginas de las revistas de moda.

“Trabajé detrás de escena. Lo hice en tonos dulces, y fui persistente y tenaz… Siempre asumí un papel muy callado. No grité ni levanté la voz… Esa fue lo mejor estrategia, porque ese era el mundo en el que me movía. Después de todo, era Vogue, querido”, le dijo al presentador Tamron Hall.

Ante el fallecimiento de Talley, amigos y compañeros del editor han compartido su sentir vía redes sociales. Una de las cercanas a Andre, Anna Wintour ha mencionado lo siguiente:

‘Muchos de nosotros sentimos la pérdida de Andre hoy: los diseñadores a los que animaba con entusiasmo cada temporada y que lo amaban por ello; las generaciones a las que inspiró a trabajar en la industria, viendo una figura que rompió fronteras sin olvidar nunca de dónde venía; los que conocían la moda, y Vogue, simplemente por él; y, sin olvidar, la multitud de colegas a lo largo de los años que constantemente se sentían animados por cada nuevo descubrimiento de Andre, que él discutía en voz alta y volublemente; nadie podía hacer que la gente se entusiasmara más con los detalles de moda aparentemente más insignificantes que él. Incluso su flujo de coloridos faxes y correos electrónicos eran un evento muy anticipado, algo que todos esperábamos’, dijo Anna Wintour.

Sin duda la pérdida de André Leon Talley ha sido una notica devastadora no sólo para la industria sino para todo aquel que le tiene amor a la moda. Las propuestas de Talley quedarán marcadas como iconos y referencias para futuras generaciones.

IMÁGENES: Cortesía de WWD
thoughts?