Si eres de los que amas la comida asiática y vives en Madrid, déjame decirte que estás de enhorabuena porque hay un nuevo restaurante -aunque en realidad no es tan nuevo- que está acaparando todas las miradas, y por supuesto los paladares. Se trata de Shangrila Dimsum Bar, y como su nombre indica es un bar cuya especialidad son los dimsum, aunque más que un bar pudiéramos decir que se trata de un comedor especializado en preparar estas delicias al vapor rellenas de verduras, gamas o carne de cerdo y/o ternera, que son uno de los platos tradicionales de la comida china.

En realidad te decía que no es tan nuevo, porque en el espacio que ahora se ubica Shangrila Dimsum Bar estuvo antes el primer restaurante chino que abrió sus puertas en Madrid en los años 60, también con el mismo nombre. En 1962, tres jóvenes cocineros chinos de Hong Kong llegaron a Madrid y meses después entraron a trabajar en el primer restaurante de este tipo de comida en la capital, un espacio que venía a sacudir el panorama gastronómico de la ciudad. El concepto era de lo más exótico que se podía concebir en aquellos tiempos. Los misterios del lejano país se revelaban a través de la decoración, el personal y, sobre todo, las especialidades del establecimiento.

Shangrila el nuevo espacio en Madrid para los amantes de los dimsum

Ahora el espacio ha sido recuperado por el grupo hotelero que también fundó uno de los clásicos de la comida china en España, El Buda Feliz, y promete ser el nuevo hotspot de la capital española en cuanto a comida china se refiere.

los dimsum de Shangrila

Te preguntarás qué tienen de especial sus dimsum, y es que están elaboradas a mano y de forma casera por el cocinero del propio restaurante. Igual de caseros son sus salteados y tallarines (que siguen la receta de la abuela de uno de los propietarios), platos picantes y otros de casquería, muy del gusto de ciertas regiones del país asiático y que encajan a la perfección con los paladares madrileños.

 Su carta hace un repaso por la cocina tradicional china “como la de las abuelas”, poniendo el foco en estas pequeñas empanadillas al vapor

Shangrila el nuevo espacio en Madrid para los amantes de los dimsum

Mucho más que dimsum

A parte de los dimsum (que también sirven en formato sopa), la carta ofrece una gran variedad de salteados: de pollo, ternera, gambas, todos con verduras del país, como loto, espárragos, col y berenjena chinas…; sopas y tallarines en multitud de variantes, Además de unas exquisitas costillas de cerdo y pato asado.

Por ejemplo, los tallarines chinos con salsa de la casa es una de las recetas que hace la abuela de uno de los propietarios, al igual que la sopa de tallarines caseros o el dim sum triangular de fécula de patata relleno de carne. Todos, platos de la región de Qingtian, famosa por sus campos de arroz con peces.

En el apartado picante, destacan las sartenes de pollo, ternera, gambas o calamares con verduras y la casquería se hace presente en callos de ternera o cerdo salteados con puerro.

¿Dónde? Calle Leganitos 26 (Madrid) / Teléfono 91 935 54 48

*Imágenes: cortesía 

thoughts?