Ampliando horizontes en lo que a shopping (o a posibilidades explotando el armario vecino) se refiere, llegamos al más que interesante guardarropa masculino. Con una idea en mente: demostrar que hoy en día las barreras son casi inexistentes y que las diferencias entre la ropa de hombre y de mujer se reducen a la vestimenta de gala o algún vestido o falda. Por lo que al resto respecta, las prendas son completamente intercambiables… solo hará falta añadirle unos zapatos de tacón, o ni siquiera, porque los looks funcionan igual con deportivas.

¿No nos crees? Pasa por nuestra galería:

[galeria]

thoughts?