Veronika Heilbrunner apuesta por la versión rayada de Gucci, para combinarla con deportivas. © Studio Lazzari

Bien en su versión más clásica y tradicional o bien aderezado con tantos toques innovadores como se pasen por la cabeza. Sobre una sencilla camiseta, con una camisa, un suéter de cuello alto o, directamente, sin nada. E incluso debajo del abrigo. Combinado con deportivas, tacones, mocasines o mules. Liso o estampado. Con falda o pantalón. Para el día o para la noche…

Las posibilidades son infinitas pero todas pasan por un dos piezas del mismo material, que se ha convertido en nuestra obsesión tras las pasarelas masculinas. Quizá por su versatilidad, o quizá porque es difícil que el resultado no sea tremendamente cool, pero las tiendas y el street style ya se han sumado a esta tendencia imparable.

Si quieres apuntarte solo tienes que fichar ideas, muchas, en esta galería. Play!

[galeria]

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

thoughts?