Puede que, ahora más que nunca, sientas que tus labios están resecos todo el tiempo. Es algo normal, el uso de las mascarillas trae consigo numeras afecciones para nuestra, que tenemos que cuidar. Sabemos que la sequedad de los labios es algo súper molesto y además de las mascarillas, también puede deberse a diferentes factores como no beber agua suficiente cada día, el clima, los cambios de temperatura, la falta de humectación y la radiación solar, entre otros, que solo dejan esa parte del rostro áspera, seca e irritada con pérdida de humedad. Puede que hayas probado a cuidarlos con bálsamos y protectores labiales, aunque no hayan sido suficientes. Si esto es así, tranquila y no te preocupes, puedes mejorar su aspecto con estos tres remedios naturales:

Vaselina y azúcar

Mezcla un poco de vaselina con una cucharadita de azúcar para exfoliar tus labios con movimientos circulares durante cinco minutos y retira con agua tibia. Esto eliminará las células muertas acumuladas y dejará la piel suave e hidratada. No te recomendamos pasar esta mezcla fuera del área de los labios, ya que si tienes piel grasa la vaselina puede causar efectos secundarios y el azúcar irritar el rostro. Recuerda hacer este procedimiento solo una vez por semana.

Azúcar, miel y aceite de oliva

Otro remedio natural de antaño para mejorar el aspecto de los labios es mezclar media cucharada de azúcar moreno, media de miel y media de aceite de oliva. Exfóliate con movimientos circulares durante tres o cuatro minutos solo una vez por semana, enjuaga con agua tibia y verás automáticamente cómo tus labios lucen más sanos, hidratados y libres de células muertas.

Aceite de coco y café

Esta mascarilla además de exfoliar los labios los dejará sumamente hidratados. Solo necesitas una cucharada de aceite de coco y una de café molido (no soluble), mézclalos y realiza el mismo masaje en movimientos circulares durante cinco minutos. Deja reposar otros cinco y enjuaga con agua tibia. 

Es importante que no abuses de estos exfoliantes. Te recomendamos su uso una vez por semana, pues si repites mucho este procedimiento puede tener el efecto contrario. Todos los días usa una crema hidratante especial para labios y evita pasar la lengua sobre ellos, pues aunque no lo creas la saliva tiene enzimas que los deshidratan.  Y claro, no olvides que es súper importante tomar dos litros de agua al día, verás que tus labios lo agradecerán. 

*Imagen: Getty Images

thoughts?