El kéfir es uno de los alimentos que más adeptos va ganando gracias a sus propiedades y beneficios. Este probiótico que facilita la digestión, refuerza las defensas y que, además, está lleno de sabor, es un tipo de yogur búlgaro que se obtiene a partir de leche fermentada por levaduras y bacterias.  No solo está repleto de bacterias beneficiosas, sino que además es rico en calcio, proteínas y vitaminas del grupo B.

Los expertos de Kaiku Sin Lactosa, quien tienen en el mercado un kéfir natural sin azúcar añadido, nos cuenta más de este alimentos, propiedades y beneficios para nuestro organismo que no conocíamos y que puede ayudar a mantener un estilo de vida más ligero en nuestro día a día.

Propiedades del kéfir

Fuente de energía: Entre sus nutrientes están las grasas propias de la leche entera, desnatada o semi. Sin embargo, tiene un aporte calórico que podríamos considerar saludable, es decir, que el kéfir es una buena fuente de energía.

Azúcares bajos: el kéfir tiene menos azúcares que leche. Los fermentos transforman la lactosa (el azúcar natural de la leche) en ácido láctico.

Rico en vitaminas y minerales: la composición del kéfir de leche destaca por su alto contenido en vitaminas del grupo B, aquellas que ayudan a mejorar la circulación, producir glóbulos rojos, regenerar tejidos… También tiene vitamina A (buena para el sistema inmunitario), vitamina K (salud ósea) y minerales como el calcio, el magnesio, y el zinc. Se dice que el kéfir es un alimento alcalino capaz de contrarrestar la acidez de los alimentos como la carne, el pescado, el marisco.

Beneficios del kéfir

Los beneficios de un probiótico: esta palabra resuena, pero muchos todavía no saben lo que significa. En el caso del kéfir de leche, sus bacterias lácticas protegen las mucosas del intestino y repueblan la microflora intestinal. En conjunto, el efecto probiótico mejora la salud del colon, las paredes intestinales y del sistema inmune.

Efecto antibacteriano y antimicrobiano: el kéfir es ideal contra infecciones como la Heliocbater Pylori, causante de la gastritis y las úlceras gastroduodenales. También fomenta la defensa de bacterias como la salmonella o la candida albicans que pueden contaminar la leche.

Contribuye a regular los niveles de colesterol: actúa en tres partes: reduce la absorción de colesterol en el intestino, ayuda a mantener la flora intestinal en forma para que sea capaz de degradar el colesterol y, por último, impide la fabricación del mismo en el hígado.

Aliado en la gastroenteritis: proporciona probióticos al cuerpo que ayudan a combatir contra la infección. Además, se acelera el proceso de curación y limita la diarrea.

Las propiedades y beneficios del kéfir para el pelo y la piel: Cuando su intestino está fuera de control, puede enviar señales a su piel y el cabello que interrumpen su equilibrio natural y causan todo tipo de problemas como el acné, la psoriasis, las erupciones y el eczema en primer lugar, y la falta de brillo o la caída en el caso del pelo. El kéfir ayuda a que las bacterias buenas respondan y respalda la salud de su órgano más grande, la piel. Este producto se lleva utilizando siglos como cura capacidad para mejorar la cicatrización de heridas y el tejido conectivo. No solo ayuda con los problemas sistémicos de la piel, sino que el kéfir también beneficia en daños puntuales como quemaduras y erupciones.

Cómo consumirlo 

  • Como bebida líquido
  • Con cereales, avena o frutos secos
  • En batido
  • Con frutas de temporada
  • Junto a platos salados como ensaladas, cremas o sopas frías.

*Imagen: Cortesía

 

thoughts?