Cada vez que termina un año, seguro que tienes en tu agenda o has anotado todas esas cosas que quieres hacer con la llegada del nuevo ciclo. Es cierto que no siempre cumplimos todo lo que nos proponemos, y cuando eso ocurre, nos sentimos frustrados y cada día que pasa y no ponemos palomita a alguna actividad, o no cumplimos las metas que nos pusimos, nos sentimos cada vez peor y al fina, optamos por abandonar toda iniciativa hasta el siguiente fin de año.

Si de verdad es tan importante para ti poder completar tu lista de propósitos, porque al final es un compromiso contigo misma y un gran reto, que sepas que no es tan difícil y para ello hemos elaborado una guía con 7 consejos que te pueden ayudar. Solo tienes que ser sincera

Hay que ser realista

Lo más importante a la hora de marcarnos metas es no mentirnos y ser sinceros con nosotros mismos. Ya sabemos que siempre queremos abarcar todo, pero eso es muy complicado y lo primero que necesitas es disciplina.

Establece prioridades

No quieras hacer todo a la vez, porque al final no harás nada y volverá la frustración. Lo más importante es que dentro de tu lista de metas a conseguir, marques cuáles son las prioritarias para ti. Divídelas entre principales y secundarias, y eso hará que además comiences a tener orden.

Ponte alarmas

Puede parecer algo sin importancia, pero es una buena manera de recordar que tienes algo que hacer. Si te has propuesto beber más agua, tomarte unos minutos de respiro mientras trabajas, dedicar tiempo para ti, las alarmas en tu celular o tu reloj inteligente van a ser tus nuevas compañeras. Poco a poco te darás cuenta que no las necesitarás y harás todo de manera automática.

el año tiene 365 días

No olvides que esto es como habitualmente se dice «un día a la vez». No sirve de mucho que los primeros días hagas todo con mucha intensidad, si después vas a dejar de hacerlo, por eso es básico que tus metas sean a corto plazo y no a largo, porque no lo lograrás.

Visualízate consiguiendo tus metas

¿Has pensado cómo te sentirías si cuando termine el año todo lo que te propusiste se hubiera cumplido? Si no lo has hecho, comienza a hacerlo: imagínate

un logro, una celebración

Si eres de las que te cuesta mucho tener disciplina, es importante que cada vez que llegues a una de las metas propuestas, las celebres. Darse ánimos e incluso algún que otro capricho es una buena inyección de

No te castigues

No pasa nada si un día no haces lo que debes, o lo que te has propuesto y lo dejas para el día siguiente. Ser flexible contigo misma es también un gran propósito conseguido, y junto a la autoconfianza y la mente positiva te harán ir consiguiendo todo lo que te propongas.

*IMAGEN: Getty Images

thoughts?