Femenina y poderosa: Estas dos palabras hoy van de la mano cuando Carolina Herrera explora ambos territorios en el S.XXI. Very Good Girl es opulento, femenino, contemporáneo. Una fragancia floral que rompe un paradigma: rosas y vetiver, ella y él, algo absolutamente inesperado, como lo es una Very Good Girl.

El frasco es un símbolo absoluto de tantas cosas increíbles: altura, mujer, diversión, seducción, poder… ya es un clásico de la línea de Good Girl y esta vez usa tres colores para definirse en Very Good Girl: dorado, negro y rojo. ¿A qué chica no le gusta brillar, ser elegante y seductora?

Fotografías: Santiago Ruiseñor 
Editora de moda: Annie Lask
Maquillaje y pelo: Gustavo Bortolotti
Modelo: Nora para GH Management
thoughts?