Salma Hayek comenzó su carrera actuando en telenovelas mexicanas, pero fue hasta su debut para una película de Hollywood en 1995 – Desperado – bajo la dirección de Robert Rodríguez, que la actriz mexicana cobró fama internacional y desde entonces despegó como un ave. 

Esta película representó también para Salma la primera vez que actuó en una escena de sexo, y como ella misma lo ha confesado, fue muy difícil quitarse la ropa frente a toda la producción y las cámaras y sintió miedo, compartiendo así una historia en común con muchas actrices con todo el mundo. 

Y es que, cuando se consideró a la actriz para el papel de Carolina, jamás se mencionó que existiría alguna escena de desnudos, y ahora, ella misma contó toda esta sorpresiva y difícil experiencia en el podcast Armchair Expert de Dax Shepard, y eso que la persona con la que tuvo que hacerlo fue con su coprotagonista, el guapo Antonio Banderas.  

Oh Dios. Voy a tener problemas”, dijo cuando se le preguntó al respecto. “La escena de amor no estaba en el guión. Fue exigida por el estudio cuando vieron la química. Y la pasé muy, muy mal con eso. Nunca había hecho algo así, así que cuando íbamos a empezar a grabar, comencé a sollozar y dije: ‘No sé si puedo hacerlo. No sé si puedo hacerlo. Me temo que. Me temo que'”, añadió.

No estaba tirando la toalla. Intentaban hacerme reír y me lo quitaban durante dos segundos y luego me ponía a llorar de nuevo. Pero lo superamos. Hicimos lo mejor que pudimos hacer en ese momento

A la fecha, Hayek recuerda sentirse “avergonzada” por su llanto en ese momento, y admite que todavía no puede ver la escena sin recordar nada más lo desagradable que fue ese día. Pero si hay algo que no dudamos, es que la culpa no fue de Salma ni de su profesionalismo, sino de la industria cinematográfica que no se dignó a informarle con tiempo para que ella firmara el contrato o no, sabiendo todo lo que su personaje implicaba. +

Esta situación es común entre muchas actrices por todo el mundo que se han expresado al respecto de manera similar. Recordarás que apenas hace unos días la actriz Keira Knightley dijo que no volverá a filmar una escena sin ropa. “Es en parte vanidad y también es la mirada masculina. No tengo una prohibición absoluta (de filmar escenas de desnudos), pero la tengo con los hombres. Al decir eso, hay momentos en los que digo: ‘Sí, veo completamente dónde este sexo sería realmente bueno en esta película y básicamente solo necesitas a alguien que luzca sexy’, así que puedes usar a alguien más. Porque yo soy demasiado vanidosa, y el cuerpo ha tenido dos hijos ahora, y prefiero no estar frente a un grupo de hombres desnudos”, dijo.

¡Muy bien por estas valientes mujeres que se pronuncian respecto a estas temáticas importantes y poco comentadas!

*IMAGEN: Getty Images

thoughts?