Los poros abiertos son uno de los problemas más comunes si de la piel hablamos. Todas en algún momento nos hemos preguntado cómo eliminarlos y hacer que el cutis tenga un mejor aspecto, pero la realidad es que solo pueden disminuirse o cerrarse. Conseguir una piel bonita siempre dependerá de lo que comemos, la cantidad de agua que tomamos diariamente y los cuidados faciales que tengamos.

Estos orificios diminutos de la epidermis permiten que la piel transpire, pero el exceso de sebo en el rostro, la acumulación de células muertas y las impurezas se van acumulando en el rostro si no tenemos una rutina rutina de limpieza correcta. Otro error que podrías estar cometiendo es no cambiar constantemente la funda de tu almohada y no lavar tus brochas de maquillaje. Esto obstruye los orificios causando que se abran más de lo normal. Así que, ya sabes, cuida mucho esos detalles.

Los poros abiertos indican que el cuidado de la piel es un estilo de vida que debes adoptar. Si quieres evitar los tratamientos estéticos y solo estás buscando una simple solución, esta información es ideal para ti:

Desmaquíllate

Si te desmaquillas todos los días antes de dormir, se irá toda esa suciedad acumulada. ¡No lo olvides!

Doble limpieza

Una de las cosas que causan poros abiertos es no tener una correcta limpieza del rostro. Es por eso que te recomendamos limpiarlo tanto de día como de noche y optar por una rutina de skincare que incluya un limpiador de base aceitosa y otro de base acuosa. Recuerda aplicarlos en este orden y sin duda poco a poco se irán reduciendo los poros.

sí al Tónico

El tónico será tu aliado para limpiar los poros, eliminar las impurezas, hidratar el rostro y mejorar la textura. Uno de los más efectivos es el agua de rosas, que ayuda a minimizar los poros. Esta siempre se usa después de tu limpieza facial.

no olvides el Suero

Los hay para distintas necesidades y tipos de piel, pero te aconsejamos elegir uno que contenga ácido hialurónico para cerrar los poros abiertos.

Exfolia tu rostro

El uso de exfoliante es necesario para eliminar todas las células muertas que se van acumulando poco a poco en tu rostro, que solo causan poros dilatados, puntos negros y acné, entre otros problemas. Hazlo solo dos veces por semana, pues la piel sensible y la piel grasa tienden a irritarse y tener efectos secundarios.

Recuerda que hay productos especializados para la exfoliación, elige los que contengan ácido salicílico, un must para disminuir tu poros.

Toma agua

La hidratación es importante desde que te despiertas, pues le dará a tu piel esa luminosidad que necesita. Pero, ¿qué tiene que ver con los poros? La piel necesita humedad y tomar dos litros de agua al día ayudará a que esté más sana y tus poros se vean menos dilatados.

Evita exponerte al sol

¿Sabías que el hecho de exponerte al sol puede estar haciendo que tus poros se vean más dilatados? La piel del rostro se enfrenta todo el tiempo a cambios de temperatura, radicales libres y contaminación, que pueden estar afectando la apariencia de tus poros. Todos estos factores hacen que se acumulen las impurezas y se abran los poros, por ello, debes tener la protección adecuada. Usa siempre protector solar y no olvides reaplicarlo cada tres horas para cumpla su función.

Además de seguir estos consejos diariamente, te recomendamos darte un baño de vapor una vez a la semana, además de usar cubos de hielo para tensar la piel y darle un efecto suave y libre de impurezas.

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?