Jennifer Lopez está dando mucho de qué hablar pero no por su estilo o sus músculos, si no que una vez más la demandaron pero en esta ocasión por $150 mil dólares, con motivo de una imagen que la cantante y actriz publicó en 2017 a través de Instagram.

Según los reportes de E! News, el fotógrafo Steve Sands está acusando a J. Lo y su compañía productora Nuyorican Productions por infringir los derechos de autor sobre la fotografía en cuestión, pues se usó para promocionar su marca sin permiso. De acuerdo a los documentos del tribunal, el fotógrafo tiene derecho a daños legales de hasta 150,000 dólares por el trabajo infringido. La publicación en cuestión fue compartida el 22 de junio del 2017 y tenía más de 656 mil reacciones,.

“Los demandados no licenciaron la fotografía del demandante para su sitio web, ni los demandados tuvieron el permiso o el consentimiento del demandante para publicar la fotografía”, citó la demanda. “Este es solo un ejemplo de cómo las celebridades usan fotografías de fotógrafos sin permiso para promocionarse en las redes sociales”, dijo el abogado de Manhattan, Richard Liebowit. “Pues muchas veces el numero de me gusta en la publicación junto al numero de seguidores es usado para comercializar las publicaciones”, agregó.

Dicen que la tercera vez es la vencida y ya veremos si ahora sí aprende Jennifer cómo funcionan los derechos. El año pasado fue demandada por la misma cantidad de dinero también por una fotografía que subió con Alex Rodriguez a Instagram Stories, propiedad de Splah News. Y como si eso fiera poco, se metió en un problema enorme por su interpretación en Hustlers pues J.Lo le dio vida a Samantha Barbash, quien la demandó por $40 millones de dólares por usar su historia sin pedirle permiso en la película.

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?