El ex One Direction, Liam Payne, confesó muchas cosas que vivió mientras fue parte de la boyband y estamos sorprendidas con algunas de ellas. Al parecer tanta fama no valió la pena para este joven, al contrario, se sintió muy presionado e incluso infeliz.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de One Direction (@onedirection) el

Liam ahora tiene 26 años, pero estuvo en la banda a sus 17, justo en esa parte de la vida en la que hay mucho autodescubrimiento. El cantante no tuvo tiempo para concentrarse en sí mismo y en lo que deseaba para su vida, pues estaba muy ocupado produciendo discos, dando conciertos y participando en giras dentro y fuera de su país.

En su reciente participación en el podcast Table Manners de Jessie Ware, dijo: “Estábamos explotados. No tenía vida personal, no sabía nada sobre mí mismo. Recuerdo llegar a terapia y que me preguntaran ¿Qué te gusta hacer?’ y yo no tener ni idea. Viví durante tanto tiempo como una estrella del pop recluida que tenía miedo de la gente, me pasaba el día encerrado. Necesitaba parar, absolutamente. Aquello me habría matado”.

¡Fuertes declaraciones! Especialmente porque sabemos sí hay músicos que terminan suicidándose o muriendo por abusar de sustancias adictivas. Los cinco años que duró One Direction cambió para bien la vida de Harry Styles, Liam Payne, Zayn Malik, Niall Horan y Louis Tomlinson, pero también dejó secuelas que son difíciles de superar. Aunque no lo dijo, tal vez tuvieron demasiada presión por parte del magnate musical Simon Cowell.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Liam Payne (@liampayne) el

El cantante está tratando de retomar su carrera profesional en solitario y de equilibrarla con su vida personal, junto a su pequeño hijo Bear de dos años de edad. “Los últimos dos años he intentando hacer música y ser una persona normal”, dijo el interprete de Stack It Up.

thoughts?