Jean Paul Gaultier, el diseñador mejor conocido como el enfant terrible de la moda gracias a su particular estética andrógina y sensual, se despide de las pasarelas festejando 50 años de carrera. Tras haber sido aprendiz de Pierre Cardin, su primera colección en 1976 mostraba su enfoque transgresor, completamente escandaloso, pero adorado por las multitudes que rogaban entrar a una de sus pasarelas.

El retiro de Gaultier fue anunciado paulatinamente. Primero dejó las pasarelas prêt-à-porter para concentrarse en Haute Couture y en su línea de perfumes. Sin embargo, hoy ha llegado el día en que los fanáticos se despedirán del rebelde diseñador… aunque no por siempre. En el tweet que dio a conocer su pasarela de clausura, Jean Paul Gaultier agregó que la Alta Costura seguirá con un nuevo concepto.

Antes de que el enfant terrible dé su last bow, repasamos con cierta nostalgia diez de las mejores colecciones en su medio siglo de carrera.

Otoño-invierno 1984

Embed from Getty Images

En su colección otoño-invierno 1984 crea su icónico corset, una pieza que causo relevancia y que mas tarde, en 1990, llamó la atención de Madonna, quien le pidió a Gaultier que hiciera su vestuario para la gira mundial Blonde Ambition. Para el cone bra se inspiró en corsés rígidos encontrados en el armario de su abuela, los modelos de cintura de avispa de los años cuarenta e incluyó un guiño al couturier Yves Saint Laurent. Así, Jean Paul marcó el inicio de una nueva era que liberó a la moda y desafió las costumbres. Para primavera-verano 2010, el francés lo presentó de nuevo.

 

Alta Costura primavera-verano 1997

Embed from Getty Images

Tras cumplir 20 años en la industria de la moda, en 1997 Jean Paul Gaultier llegó a la Alta Costura. Conquistó el evento con su característico diseño extravagante que incluía sastrería, el icónico corsé y las plumas.

 

Primavera-verano 1998

Embed from Getty Images

Jean Paul hizo de Frida Kahlo su musa para la colección primavera-verano 1998. Para revivir a la artista mexicana, el diseñador tomó distintos elementos de las pinturas firmadas por Kahlo y los adaptó a sus creaciones. Las flores, la unibrow y los objetos rígidos que Frida acostumbraba a usar en su cama gracias a su condición fueron reinterpretados y el resultado fue una carta de amor.

 

Primavera-verano 2003

Embed from Getty Images

Para 2003, el francés no dejó de innovar. Su colección SS03 introdujo un particular diseño denominado “perchero para caminar”. Aunque un tanto kitsch, este se dejó ver elegante y de cierta manera avant-garde.

 

Alta Costura primavera-verano 2007

Embed from Getty Images

Inspirada en elementos religiosos, esta colección Haute Couture hizo que el diseñador francés fuera reconocido por rendir culto a la Virgen a través de una variedad de diseños que parecían estatuas, sin olvidar los corazones sagrados al centro de distintos vestidos.

 

Primavera-verano 2010

Embed from Getty Images

Gaultier decidió regresar a sus raíces empleando el corsé como protagonista y las raya breton como antagonistas. Uno de los momentos mas representativos de la pasarela, fue cuando Jourdan Dunn levantó miradas apareciendo embarazada con su propio corsé a la medida.

 

Primavera-verano 2011

Embed from Getty Images

Como olvidar el momento de Beth Ditto en la pasarela de Gaultier a finales del 2010. La cantante abrió el espectáculo con un vestido plateado cortado a láser. Pero eso no fue todo, pues el diseñador presentó una colaboración con Dr. Martens, una marca que comparte ADN con la firma. Pero regresando a Ditto, cerró el show con corsé deconstruido, shorts negros y fishnets mientras interpretaba River Deep, Mountain High de Tina Turner.

 

Primavera-verano 2015

Embed from Getty Images

La lucha libre mexicana, un ícono cultural de México, fue el punto de partida de Jean Paul Gaultier para SS15, con ella anunció su retiro del prêt-à-porter para concentrarse en Alta Costura y otros proyectos. Como guiño, el diseñador vistió a sus modelos como editoras famosas para marcar el fin de una era.

 

Alta Costura otoño-invierno 2017

Embed from Getty Images

La geometría jugó un papel importante en esta colección. Cortés rectos, mangas circulares y drapeados que envolvían al cuerpo para acentuar la cintura. Aquí, Jean Paul quiso darle a una mujer cosmopolita los esenciales para viajar a las montañas nevadas… claro que vestida en Alta Costura.

 

Alta Costura otoño-invierno 2018

Embed from Getty Images

Con su colección Alta Costura AW18, Jean Paul Gaultier empleó la elegancia a través de la combinación de texturas y volúmenes. Así, reconstruyó el smoking y lo reinterpretó en su atrevida manera pero alineándose a la simplicidad con sus cortes. Para cerrar el show el francés se unió a la protesta por liberar los pezones.

 

Alta Costura otoño-invierno 2019

Embed from Getty Images

Si hablamos de las colecciones grandiosas de Jean Paul Gaultier, su penúltima debe estar en la lista. Partiendo del anuncio que no volvería a usar prendas de animales, esta trajo mucho faux fur. Pero ese no fue el inicio de su inspiración, sino la sudadera. Quizá la idea suene un tanto extraña; sin embargo, cuando eres un maestro de la creación, jugar con prendas ordinarias, deconstruirlas y rehacerlas en maravillosas siluetas cónicas, es una posibilidad absoluta. Para cerrar, revivió uno de sus icónicos diseños de los noventa —el catsuit de polka dots— como si él ya supiera que su pasarela de 50 aniversario sería su last bow.

*IMAGEN: Getty Images