Ya sabemos que la reina Letizia suele rescatar del armario sus propias prendas y las reutiliza más de una vez, pero lo de hoy nos deja claro que no va a ser la primera ni última vez que veamos joyas directas del armario real a los actos a los que asiste la reina.

Hoy, para asistir en el Palacio Real a la recepción anual que ofrecen Sus Majestades los Reyes al Cuerpo Diplomático acreditado en España, la reina nos ha sorprendido con un look vintage: un vestido-no vestido, dos piezas firmadas por la casa Valentino y que lo ha recuperado del armario de su suegra, la reina emérita Sofía. ¡Vaya vestidazo!

Doña Sofía lo lució, siendo reina, en 1977 en un viaje de Estado a Alemania, y aunque doña Letizia ha hecho algún ligero cambio, prácticamente se conserva íntegro. Este vestido de gala que tiene ya 44 años -aunque por si vigencia no lo parezca- cuenta con un cuerpo bordado con rosas y hojas en una combinación de rosa-verde, con transparencias y mangas abullonadas, y una falda verde con vuelo y tablas, que le sentaba muy bien.

La reina Letizia ha querido también actualizar este look con las joyas, y por supuesto no podía faltar su ya habitual anillo de Karen Hallam, y ha elegido unos pendientes de Tous en oro amarillo con rubíes y crisopasa, a juego con la paleta cromática del estilismo real de hoy.

¿La próxima cita? El miércoles en la inauguración de FITUR, en donde siempre sorprende con grandes looks.

*Imágenes: Casa Real 

thoughts?