Para aprovechar el buen clima que hay en esta época en la costa mexicana, Kanye West se tomó unas vacaciones junto a sus cuatro hijos en las playas de Puerto Escondido, Oaxaca, y por lo que se sabe, los niños que tiene junto a Kim Kardashian estuvieron muy divertidos. 

Kanye, North, Saint, Chicago y Psalm fueron captados por fans en el aeropuerto de Oaxaca, junto al equipo musical del rapero y las nanas de los niños, por lo que se cree que Kanye vino también a grabar su nuevo disco de estudio en territorio mexicano, mientras los niños disfrutaban de la playa. 

Según se ha dado a conocer, la familia llegó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el pasado 20 de junio, para luego trasladarse a una casa privada que rentaron en la costa oaxaqueña.

 

“Los niños disfrutaron el tiempo en la piscina y en la playa mientras Kanye hacía música y arte”, dijo una fuente a E! Noticias. “Se reunió con varias personas en la propiedad para aprender sobre la arquitectura y el trabajo del artista”, añadió.

La fuente también dijo que el padre de cuatro parecía “muy interesado y curioso” en la casa de lujo donde se alojaron, y “quería pasar horas en todo lo que estaba haciendo”, e invirtió todo su tiempo entre el trabajo y la familia, pues como dijo la fuente, “llevó a North a algunas de sus reuniones y estaba emocionado de mostrarle este hermoso lugar”.

Después de pasar casi una semana junto al mar, los niños regresaron a su casa en la ciudad de Los Angeles, mientras que Kanye se quedó en México otros cinco días para seguir trabajando en su nuevo material musical del que aún no se sabe nada.

Kanye y sus hijos no fueron los únicos que disfrutaron de una escapada. Kim Kardashian viajó a Roma con algunos amigos para pasear y ver algunos asuntos de trabajo, y entre las fotografías de su viaje que ella misma compartió en su cuenta de Instagram, está el día en que fue al Vaticano con Kate Moss. 

Al parecer las cosas están fluyendo tanto para Kim como para Kanye luego de su separación.

thoughts?