Tuvimos la oportunidad de oler la nueva creación olfativa firmada por François Demachy, nariz exclusiva de la casa Dior. Su fresco aroma ha sido creado para las mujeres de espíritu joven. Pues como lo explica Pablo Schenfeld embajador de Fragancias de Dior para América Latina, la juventud es cuestión de actitud.

Las flores blancas son el hilo conductor de las fragancias de la línea J’Adore. El secreto de esta magnífica formulación es que está hecha a base de agua, no contiene alcohol y se concentran los aceites esenciales de las flores recolectadas en campos de Dior.

Al aplicar y probar este nuevo aroma lo primero que destaca es que es una emulsión blanca que se frota sobre la piel. Se puede aplicar en los puntos de pulso donde tradicionalmente se pone el perfume y acariciarlo ligeramente. También, se puede rociar a manera de bruma envolvente sin frotarlo.

François Demachy dedicó dos años a la creación de este nuevo aroma. Su deseo era crear un perfume que fuera lo más cercano posible a la frescura que regala el instante en el que recién se corta en el campo un ramo de flores. Por eso la importancia y el reto de que en su formulación no existiera el alcohol.

Lo que es impresionante es que el que no contenga alcohol no compromete su durabilidad, por lo que aún ocho horas después de aplicarlo lo podrás percibir.

J’Adore se caracteriza por tener flores blancas. En la nueva versión la encargada de darle frescura es el Neroli de Vallauris. También tiene jazmín sambac y magnolia. Además, rosa carnal, madreselva y magnolia china.

El clásico frasco en forma de ánfora, ideado por el diseñador de joyas Hervé van der Straeten se viste de blanco y nos transmite pureza.

El resultado es un aroma fresco y sorpresivo. Este J’Adore Parfum D’Eau de Dior mantiene fiel a las amantes de las flores blancas, pero tiene un toque espontáneo. Definitivamente te recomiendo que lo pruebes en tu propia piel para que puedas vivir la experiencia y percibir cómo evoluciona. Así, podrás decidir si te gusta tanto como a mí.

 

thoughts?