En París, Alex Acero vive una experiencia única junto a Guerlain y Natalia Vodianova. Lee su entrevista con la modelo y embajadora de una de las marcas de belleza más reconocidas del mundo.

Por Alex Acero

Desperté a las 7:30 de la mañana en mi suite en París. No era un día cualquiera, no me dirigiría a Marangoni sino a entrevistar a Natalia Vodianova, una de las modelos más reconocidas en la moda y embajadora de Guerlain. Esta vez sabía que de pies a cabeza debía lucir perfecto —ropa, pelo, skincare—. Repasé las preguntas que esta vez no respondería yo. Al contrario, sería yo quien entrevistaría a la también activista para Grazia México.

Al llegar al hotel Le Maurice, suite 301, para ser exactos, me recibió una cama cubierta de fotografías de Vodianova que repasaban los diez años de su inquebrantable colaboración con Guerlain. Sarah Benkemoun, International PR de la firma de belleza, me platicó acerca de los 190 años de historia detrás de la marca —algunos de los fun facts incluyen la creación del primer lipstick en forma de bala y que Guerlain fue el encargado de concebir la fragancia de Napoleon para el día de su boda—.

Natalia apareció luciendo espectacular en un traje floral en tonos pastel y messy bun para coronar su look. Su maquillaje tan impecable como era de esperarse y derramaba el aroma insignia de la fragancia Shalimar.

Acompañados de té y bocadillos, la activista también conocida en Instagram como @natasupernova, me platicó acerca de su experiencia como embajadora de Guerlain y proyectos paralelos.

 

Alex Acero: ¿Qué es lo que más te emociona de ser embajadora de Guerlain?

Natalia Vodianova: Por dónde empiezo, la marca, la maison; es muy icónica.

Desde el empaque hasta el producto, absolutamente todo de Guerlain habla de lujo supremo. Yo diría que no hay una marca así en el mercado que colabore con artistas, que tenga una historia y que cuente con 190 años de legado. Guerlain inventó el primer lápiz labial en forma de bala, nos dio Terracota, y la creación de Shalimar, el increíble perfume del cual he sido imagen por diez años. Desde que surgió la botella fue icónica. El resultado de una competencia creativa por su diseño creado en 1925, justo en el momento cumbre del art deco.

View this post on Instagram

I am with @guerlain for 10 years and all I got was a perfume 🤪🌟❤️ did you know that this is a limited edition collector’s Shalimar bottle shaped in the form of a bow tie in honor of the Russian ballet choreographer Diaghilev 🎀😍 Десятилетний юбилей моего сотрудничества с @Guerlain и все, что я получаю за многолетний труд в подарок это духи? 🤪🌟❤ Но будет мне, не простые, а очень символичные – с флаконом в форме галстука-бабочки, так любимой великим российским импрессарио и создателем «Русских сезонов» в Париже Сергеем Павловичем Дягилевым.

A post shared by Natalia Vodianova (@natasupernova) on

Cuando pasas años en la industria [de la moda y belleza] es apasionante conocer productos icónicos del pasado, de hoy y para el futuro. Como ahora, que tenemos una base nueva, justo la que estoy usando en este momento —creo que soy de las primeras en tenerla— y es increíble porque el 90% es natural y sientes como realza tu piel de una manera muy diferente. No la seca, tiene una cobertura impresionante y está hecha en 30 tonos diferentes.

 

AA: Tú, por ejemplo, que probablemente utilizas mucho maquillaje en la vida diaria, ¿qué opinas cuando dicen que utilizar base a diario no es tan bueno para la piel? ¿Cómo funciona la base de Guerlain? 

NV: Es lo opuesto con Guerlain, te protege la piel de ciertos elementos, el sol, la contaminación, es como un escudo para la piel. Nunca he sentido ningún producto de Guerlain pesado o difícil de quitar. Son muy ligeros, suaves, transparentes e hidratantes, lo contrario a dañar.

 

AA: Además de ser modelo, eres activista. ¿Cómo surgió tu pasión por ayudar a los demás? ¿Nos puedes compartir un momento que marcó tu carrera como activista?

NV: De hecho esto comenzó antes. Y no fue como una pasión por ayudar a otros si no que comencé por cuidar de los míos, a mi familia, pues tuve que crecer muy rápido, muy joven, viviendo una situación de vida difícil. Mi mamá tuvo a mi hermana cuando yo tenía seis años. Oksana nació con parálisis cerebral, autismo severo y una serie de condiciones que hicieron difícil su niñez. Ningún jardín de niños la aceptaba así que mi mamá no podía tener un empleo de tiempo completo. Tuvo que trabajar duro en muchos empleos pequeños —de mucha demanda y poca paga— y criarnos al mismo tiempo porque su esposo no tomó la responsabilidad de criar a una bebé con discapacidad. Así que nos dejaron solas y tuve que ayudar mucho a mi mamá. Fue gracias a esto que ayudar a los demás y ver por otros se convirtió en parte de mi vida y solo lo extendí al resto de la gente.

Aprendí a trabajar duro desde muy joven y cuando me convertí en una modelo exitosa y firmé mi contrato, tenía mucho tiempo libre en realidad. Así que llené esas carencias que tuve con viajes y fiestas y me sentí vacía. Era muy joven y empecé a cuestionarme: “¿cómo funciona esto? ¿cuándo termina?”. La industria de la moda es inconstante y hay muchos cambios, entonces cuando llegó la oportunidad reaccioné a una tragedia en Rusia y no esperé más para abrir mi fundación. Eso cambió mi vida. Ahora tenía un propósito, una meta, una razón para este éxito que estaba viviendo y encausarlo para ayudar —eso lo hago desde los 22 años—.

 

AA: ¿Qué es lo que más te mueve de la tecnología? ¿Cómo piensas que afectará a la moda, el lujo y la industria de la belleza?

NV: Ya cambió bastante y seguirá. He invertido en una compañía que trabaja en tecnología para maquillaje y también está buscando ser pionera en maquillaje virtual. ¡Será asombroso! Tienen la mejor tecnología para reconocimiento facial. Cuando te mueves, te sigue y reconoce tus facciones; cuando abres los labios y hablas se mueve contigo. ¡Es perfecta! Se llama tecnología de seguimiento y lo tienen compañías como Facebook y Google.

Hoy hay muchas niñas que se maquillan solo para hacer videos, modelar para una sesión de fotos o incluso para tomarse una selfie. Influencers y YouTubers, tú nómbralo. El mercado es enorme, así que imagínate si el día de mañana no tienen que hacer su maquillaje, la tecnología los seguirá y será imposible notar si se maquillaron. Muy similar al efecto de los filtros, pero cien veces mejor porque se verá aún más real —seguirá el tono [de tu piel], [las facciones de] tu cara—.

 

AA: En una conversación con Tim Blanks, comentaste que la tecnología es un medio para continuar tu trabajo como activista. Cuéntanos sobre esta sinergia y cómo crees que evolucionará esta conexión.

NV: Fundé Elbi una plataforma, o más bien, una aplicación, en la que trabajamos con 60 fundaciones diferentes. Es un proyecto global en el que combinamos la tecnología con las redes sociales para llevar la filantropía a la vida diaria de las personas.

[Elbi] genera micro donaciones y crea un vínculo entre las fundaciones y los expertos digitales. Asimismo, las compañías emergentes están comprometidas socialmente pero no cuentan con el tiempo ni los recursos para ejecutarlo; y a ellos también los ayudamos. Este es nuestro modelo de negocio.

 

AA: En tiempos del empoderamiento feminista ¿cuál crees que es el papel de las mujeres ahora?

NV: Pienso que es sano proponer. En la actualidad es normal todo aunque debemos respetar las diferentes mentalidades y educaciones. Cuidar que nada sea ofensivo y valorar también lo que se considera un honor —como invitar a una chica a comer—. Pero por ejemplo, conmigo, hablemos de algo muy cercano a casa… En mi matrimonio nos invitamos mutuamente y lo consideramos lindo. A veces él paga la cena o hay veces que lo dividimos. También puede ser que algún amigo invite. Hoy en día depende, no hay que hacer un gran alboroto sobre esto. Si una mujer en broma dice, “me ofendes al querer pagar”, puede llegar a entenderse como una descortesía. En ocasiones también es agradable tomar las decisiones y decir, “pues yo te invito”, y hacerlo. Quiero decir que haya igualdad.

En mi opinión —reitero, es mi opinión—, es lindo que una mujer sea femenina y encantadora en una relación. Es sano y hay que mantener esa dulzura y chispa. No digo que significa que el hombre deba hacer todo y pagar todo o incluso ser frío. Pero hoy en día estos hombres encantadores que son amigables con el lado femenino son más populares en la sociedad. Un hombre encantador que sepa hablar, que se sepa conducir, que sepa entretener; es respetado, es atractivo y lo hace más competitivo. No le quita lo varonil. Es importante el balance y [saber] respetar la manera de pensar de todos.

 

AA: ¿Qué tan difícil es dejar las pasarelas? o ¿cómo eliges en cuál estar? Te mueve la firma, el director creativo, la colección de esa temporada.

NV: Ya no hago temporadas desde hace mucho tiempo, tal vez desde los 21 que firme exclusiva con Calvin Klein. Para mí [caminar en las pasarelas] siempre ha sido algo que amo. Ha sido muy difÍcil, pero desde ese momento no he regresado. Puedo hacer un show de vez en cuando para algún amigo diseñador, pero ya no es mi prioridad ahora.

 

Esta entrevista ha sido editada y condensada.
*IMAGEN: Cortesía de Guerlain
thoughts?