En una de las noticias más tristes del año, Olivia Wilde y Harry Styles terminaron su relación tras un noviazgo de 2 años. Por lo que se sabe, más allá de la falta de amor entre ambos, la vida los está llevando por caminos separados y se les estaba complicando empatar sus agendas profesionales.

Una fuente cercana a la ex pareja contó a People que, al menos por los próximos meses, Olivia tendrá que estar en Londres por una filmación de un documental y pasando tiempo con sus hijos – Otis de 8 años y Daisy, de 6 – mientras que Harry está ya de gira musical por México y América del Sur.

“Él todavía está de gira y ahora se va al extranjero. Ella se está enfocando en sus hijos y su trabajo en Los Ángeles”, explicó una de las fuentes. “Es una decisión muy amistosa”.

“No hay mala sangre entre ellos. Harry no dejó a Olivia, o viceversa”, dijo otra fuente a Page Six, y agregó que la relación, que duró casi dos años, es “la relación más larga que ha tenido Harry, así que claramente tienen un vínculo especial”.

Entonces, todo parece indicar que prefirieron terminar su romance en mutuo acuerdo, ahora que se llevan bien y se aman, y no esperar a que la distancia y los compromisos en distintas partes del mundo dañen lo que tienen, provocando la ruptura de cualquier forma, pero en otros términos.

Entonces, también podría decirse que están en una pausa, dejando la puerta abierta a una reconciliación si se da el caso.

“Están en un descanso. Es imposible tener una relación cuando él está en todos los continentes el próximo año y Olivia tiene su trabajo y sus hijos”, explicó la fuente de Page Six. “Esto es lo correcto para ambos”.

thoughts?