¡No lo habríamos imaginado! Luego de que llegó el inevitable divorcio entre Diana de Gales y el Príncipe Carlos, la princesa dejó de vestir una de las marcas más aclamadas y elegantes en el mundo, que sin duda marcaron el gran estilo que la caracterizó y que la convirtió en un ícono de la moda: Chanel. Hay una verdadera razón detrás de ello, te la contamos.

Debido a su famoso logo con doble letra “C”, Diana siempre recordaba el romance de su exmarido con su exnovia – a quien de hecho nunca dejó de amar, quien siguió viendo durante su matrimonio y quien ahora es su esposa – Camilla Parker Bowles: CC = Camilla y Carlos. ¡Pff!

“Tuvo que prepararse para una visita al hospital y dijo que se pondría un traje de falda color beige, de Versace. Era una chaqueta muy ajustada y una falda de tubo, y ella dijo, ‘pero no sé qué accesorios usar con él’”, recordó en una entrevista el diseñador Jayson Brudson, quien trabajó con Diana en 1996.

“Salió sosteniendo puñados de zapatos y bolsas y los tiró todos en el sofá. Luego dijo ‘¿qué piensas?’. Así que los revisé todos y encontré un par de zapatos Chanel, y dije , ‘bueno, estos se verían geniales con Versace’, y ella dijo ‘no, no puedo usar C enlazadas, la doble C’. Así que le pregunté por qué y ella dijo: ‘son Camilla y Charles'”, añadió. ¡Qué fuerte!

“Definitivamente era el momento después del divorcio. Ella habría visto esas C vinculadas y le habrían recordado a Charles y Camilla. Los zapatos de Chanel eran bastante atrevidos, creo que tenían la doble C en oro. Yo pensé en la óptica de la foto, la gente se habría concentrado en eso considerando que también era tan reciente después del divorcio”, concluyó.

¡Y tiene razón! Bastante mal le fue frente a la prensa, como para centrar la atención de los medios no en ella, ni en sus obras altruistas, sino en un par de zapatos con doble significado. 

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?