Muy a la estética y a la simetría a la que nos tiene acostumbrados en películas como The Grand Budapest Hotel, Moonrise Kingdom o The Darjeeling Limited, el cineasta Wes Anderson ha diseñado el interior de un tren que recorre los bellos paisajes del Reino Unido, saliendo de la estación Victoria de Londres.

Hablamos del vagón Cygnus, que está al interior del tren de lujo British Pullman de la marca Belmond, ferrocarril que data de 1950, al que los pasajeros pueden subir por la cantidad de 400 libras (que son alrededor de $11,000 pesos mexicanos).

“¡Me encantan los trenes!. A menudo he tenido la oportunidad de inventar compartimentos de trenes y vagones en mis películas, por lo que inmediatamente me complació decir ‘sí’ a esta oportunidad de la vida real, y estaba muy ansioso por hacer algo nuevo mientras también participaba en el proceso de preservación que acompaña todos los proyectos de trenes clásicos de Belmond. Mantienen vivo algo especial; encendiendo esta especie de viaje en peligro de extinción hacia una nueva era dorada”, dijo el director estadounidense.

En este diseño, los pasajeros están sentados en espaciosos sillones tapizados con una tela estampada de color verde esmeralda y revestimiento con robustos marcos de madera. El mismo tono de verde aparece también en la vajilla personalizada que eligió el director y en el techo de los coupés privados, respetando el estilo art déco original del vagón.

El primer viaje del tren ocurrió el miércoles 13 de octubre, justo antes del estreno en cines de la última película de Wes Anderson, The French Dispatch. Actualmente, está en la etapa de post-producción de su próxima cinta, Asteroid City, que protagonizan Tom Hanks, Margot Robbie y Scarlett Johansson.

¡Todos a bordo!

thoughts?