A un año del “Megxit”, el Príncipe Enrique y Meghan Markle han reafirmado que no quieren pertenecer a la realeza británica con todo lo que eso implica. Así que, tras el acuerdo inicial con la Reina Elizabeth II que incluía la renuncia de su nieto y su esposa como miembros honorarios de la realeza por el período de un año, ahora han hecho un nuevo trato definitivo, que indica que no regresarán como miembros activos de la familia real. ¡OMG!

“La decisión significa que los nombramientos militares honorarios y los patrocinios reales que ostentaban el duque y la duquesa de Sussex serán revocados y redistribuidos entre los miembros trabajadores de la familia real”, dijo el Palacio de Buckingham en un comunicado.

Pero la pareja aclaró que “seguirán comprometidos con sus deberes en Gran Bretaña y en otros lugares, insistiendo enfáticamente en que ‘el servicio es universal’”.

Tanto Buckingham, como los Sussex, emitieron comunicados para informar de esta situación. La Reina escribió para “confirmar que al alejarse del trabajo de la Familia Real, no es posible continuar con las responsabilidades y deberes que conlleva una vida de servicio público”, dice el documento. “Si bien todos están es por su decisión, el duque y la duquesa siguen siendo miembros muy queridos de la familia”, agregó.

Por su parte, la pareja respondió que “siguen comprometidos con su deber y servicio al Reino Unido y en todo el mundo” y han “ofrecido su apoyo continuo a las organizaciones que han representado independientemente de su función oficial. Todos podemos vivir una vida de servicio. El servicio es universal”. ¡Pff, una diferencia de opinión básica que puede atraer más problemas!

Meghan y Enrique conservarán sus títulos de duque y duquesa de Sussex, y el príncipe sigue siendo el sexto en la línea de sucesión al trono británico. Sin embargo, Enrique sí perderá los patrocinios militares, a pesar de que sirvió en el ejército británico hasta 2015, donde alcanzó el rango de capitán y de haber estado muy involucrado en organizaciones benéficas para veteranos.

Este anuncio se produce pocos días después de que la pareja compartiera que están esperando a su segundo hijo, y de que anunciaran que ofrecerán una entrevista importante a Oprah Winfrey, el próximo 7 de marzo, su primera aparición en televisión desde que dejaron Londres. Con esto que está pasando en los últimos días, ¡ya podemos imaginar el nivel de información que obtendremos con Oprah el próximo mes!

Después de haber probado en el último año, por primera vez en la vida, un nivel de libertad mayor que en toda su vida, parece difícil que Enrique quisiera regresar a lo mismo, especialmente ahora que tiene su propia familia y la responsabilidad de dos hijos, uno de ellos en camino.

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?